Pues ya he ido a la endocrina.

He perdido 2 kg más. Es decir, ahora peso 97.

Esto es más lento que el caballo del malo. Habrá que tener paciencia. Llevo buen ritmo, pero ese 97... buff!

En fin, que le vamos a hacer. La señora está contenta con mis avances así que no me queda otro remedio que estarlo yo también. Ya no tengo más revisiones hasta septiembre, concretamente hasta el 2 de septiembre. La mujer me ha dicho que a poder ser no recupere los 9 kilos que he perdido y que si no engordo nada en este tiempo ya me puedo dar con un canto en los dientes.

A mí me haría una ilusión perder unos kilicos en estas 4 semanas, pero, como las bicicletas, las paellas son para el verano.

Hoy he comido redondo de pollo (el que quedaba) con tomate, y he cenado shawarma (sin pan) de ternera con ensalada y de postres una piñaca.