Empieza de nuevo la semana; se acerca la visita de la endocrina; el miedo se apodera de mi y me impide ser libre para no comer tanto, así que como como una loba.

Desayuno:
Cortao

Almuerzo:
Cortao

Comida:
Setas y escalopines de cerdo revueltos con huevo/queso quark (foto) Está muy bueno, y bastante libre de carbohidratos y grasas. Una opción recurrente.
Yogur desnatado

Cena:
Emperador a la plancha con salsa de tomate
Ensalada verde
Yogur desnatao

Para mañana ya aviso que no me he hecho nada. Ha sobrado emperador, pero no me apetece nada... así que no peguéis... mañana es día de gazpacho. Hoy ha sido un día muy complicado: ha sido el primer día de cole de mi hija. Primer día de cole de su vida, así que os podéis imaginar... mi hija es una personita que te hace sentarte al lado suyo mientras pinta o moldea plastilina, y que sale corriendo detrás tuyo si te levantas a por agua. Si no se ha dado cuenta de que te has levantado y ve que no estás se pone a llorar desconsoladamente así que os podéis imaginar cómo ha ido su primer día.
...
Pues no. Ha ido muy bien. Ha llorado lo justito antes de entrar (no la he llevado yo, sino mi suegra) y lo justito al recogerla. La he ido a buscar a la hora de comer y estaba más feliz que un ginjol, así que me he sentido aliviado. Eso no quita que haya pasado más nervios que un filete de ternera de 20 años.

Mi moto sigue KO, el otro fulano ha sudado de entregar su parte. Cagondiola. Cualquier día me toca el euromillón, porque tanta mala suerte seguida tiene que acabar en un golpe de suerte sin precedentes.

Copón.

Veremos la endocrina que me dice. Yo a esta señora le doy una de cal y una de arena.