Hay muchos tipos de gordos. Hay gordos simpáticos, gordos cabrones, gordos de nacimiento, gordo de adquisición, y gordos agonías. Hay incluso más tipos de gordos; tantos como gordos en realidad. Todos ellos muy respetables pese a ser en mayor o menor medida gente grasienta. Hay muchos gordos que comen realmente poco, pero más de lo que necesitan o no serían gordos. Hay otros gordos que comen como si intentaran batir un record guiness de tragar por segundo. Ese es mi caso.

Mi problema es que soy gordo por que soy fan de la comida, porque comer me gusta más que a un tonto un lápiz y porque hay tantos tipos de comida y todos tan ricos.... mmm... Dos son los principales obstáculos de un gordo por agonía como yo: saber cuándo parar de comer si algo te gusta (no soy capaz de dejar comida en el plato y de hecho ni siquiera en la olla) y asumir que en un buffet libre no tienes por qué probarlo todo y menos aun por qué repetir de lo que te haya gustado (todo casi siempre).

Ayer asistí a una cena de antiguos alumnos de universidad. Era un catering bastante curradito surtido hasta el infinito de canapés, minibocadillos, e incluso platos calientes preparados. Había tres tipos cortando jamón serrano incansablemente y poniéndolo sobre rebanadas de pan untado en tomate. Había canapés con salmón ahumado, caviar, escalibada... había varios tipos de queso, pulgas de diferentes embutidos, vino a cascoporro, platos calientes de albóndigas, pollo, ternera... y postres variados hasta el aburrimiento (mousses, tocinillos de cielo (joder que buenos están), pastel de chocolate, melón, piña, naranja... Había comida ahí para aburrir y para asquear.

Un flaco, o un gordo que ya no lo es y no lo será más, ante semejante espectáculo es capaz de discernir de un modo innato qué comer y qué no comer; cuando comer y cuándo dejar de hacerlo, etc. Un gordo en proceso como yo sufre lo indecible y a veces la carne es débil y comete errores. El principal problema no es comer eso o aquello, el principal problema es tener un canapé en la boca, otro en la mano, y estar mirando las bandejas para afinar la puntería y tener ya pensado el canapé que vas a coger en el momento en que el de la boca pase al estómago y el de la mano a la boca. Aprender a asistir a un pica-pica y priorizar el evento y la conversación a la comida y deglución es la gran tarea pendiente y el reto titánico de todo gordo agonías. Para un gordo agonías puede ser fácil pasarse semanas comiendo como un pajarito si no tiene otra cosa que comer, la prueba de fuego viene en el momento en que puede comer todo lo que quiera, y tiene para el elegir infinidad de posibilidades a cada cual más apetitosa. Es como encerrar a Michael Douglas en un burdel con tarifa plana y esperar que simplemente se haga una paja.

Ayer comí de más. Lo admito y lo asumo. Comí con mucha más dignidad de la que lo hubiera hecho en épocas pasada, pero comí de más e inapropiadamente. También tengo claro que no estoy a dieta, porque no puedo pasarme la vida a dieta (prefiero ser gordo) sino que estoy aprendiendo cómo debo comer y modificando mis hábitos. En la vida habrá ocasiones en la que asistiré a eventos y tendré que comer lo que haya y espero poder hacerlo disfrutando. Pero hay que tener claro que si hay excesos deben compensarse con carencias y por tanto hoy deberé ser bondadoso con la comida y comer menos y más ligero que de costumbre. Algo hay que comer, pero quizas con una ensalada verde pequeñita es más que suficiente en cada comida durante todo el fin de semana.

Estos días no he escrito mi menú porque no me apetecía y porque es algo bastante poco interesante. Algunos pensaréis que muy mal, que tengo que escribirlo porque patatín patatán, pero yo digo que, como el gato, el blog es mío y me lo follo cuando quiero. Las comidas en esta semana han sido normales: un par de días en casa de mi madre (crema de verduras, dorada a la plancha, ensalada...) un día que no pude comer por problemas logísticos (¿porqué me pasa tan a menudo eso?)... nada reseñable.

Ahora toca ser muy bueno para que el marte no tenga que lamentar un aumento en mi gráfica. La cosa estaba yendo bien y no quiero escoñarla.

Un mensaje para Alivalle: ¿notas mi aliento en la nuca? estoy muy cerca... muy cerca... :)