Una imagen vale más que mil palabras. Entre estas dos hay 21 kilos de diferencia. La primera poco antes de empezar la "dieta". La segunda hace escasos minutos.