He completado un par de días de gimnasio tomando un preparado en polvo de LCarnitina y alguna cosa más. Si te entretienes en buscar un poco por internet encontrarás disparidad de opiniones: unos la recomiendan alegremente mientras otros dice que no sirve de nada.

Se supone que la L-Carnitina lo que tiene que hacer es facilitar la quema de grasa más temprana para el aporte energético, no directamente, sino a base de incrementar los transportadores de la grasa a la hoguera. Es por esto que hay a quien no le funciona: el que no tenga un déficit aquí es probable que no obtenga mejora pues es como en un supermercado ponerse treinta tios en la cola para pagar con una sola caja abierta: si no abres más cajas no venderás más. Por otra parte es cierto que si ya tienes las cajas abiertas y en vez de diez tios en la cola metes treinta sí que venderás más productos en el mismo tiempo. La metáfora es poco menos que penosa, pero algo se entiende.

Lo que sí parece quedar claro es que, por lo menos, no es tóxica ni presenta contraindicaciones. Así que parece que podemos probar a ver qué tal, y si no funciona, pues lo único que habremos perdido serán los 20 euros del envase.

En mi caso noté:

1. No creo que empezara a sudar antes, porque yo sudo con abrocharme los cordones. Más o menos empecé a sudar a los 10 minutos de subirme a la bici (y pedalear, claro). Como siempre-

2. Sí creo que sudé más. Aunque varié un poco la rutina y eso puede haber provocado el cambio, el martes sudé más que de costumbre y ayer sudé como un pollo al horno. Con 15 minutos de bici + 20 minutos de elíptica + 18 minutos elíptica a buen nivel empapé la camiseta desde el cuello hasta el final.

3. Mi ritmo cardiaco bajó. También puede deberse a que el entrenamiento sirve de algo, pero lo cierto es que los tres primeros días, sin l-carnitina, me ponía a 170 pulsaciones por minutos en un periquete, y a 180 mantenido... el martes, tomando la pócima podríamos decir que la rutina fue igual pero bajando diez pulsaciones/minuto: me puse rápido a 160 y al final de la sesión toqué las 170 en algunos momentos.

4. Lógicamente, con dos sesiones poco puedo valorar sobre si he perdido más grasa de costumbre o no. Mi pinta en pelotas es más o menos la misma que la de hace una semana, pero entiendo que si sudo más (salga de la grasa o de los hidratos) algo de más de volumen perderé... en peso no me puedo quejar, de los 80,9 kg que marcaba el martes al levantarme a los 79,6 que marcaba esta mañana: 1'3 kg en dos días es toda una proeza a estas alturas de la película.

5. La pérdida de peso también tiene que ver con que me estoy comportando muy mucho con la comida. No he picado, no he comido (casi) cosas fuera de tono, y las cantidades han sido más de pajarillo que de persona. Pero lo positivo es que no he notado una bajada de capacidad en el gimnasio, ni que me mareara ni cosas por el estilo.

Conclusión:
Pues no se puede sacar grandes conclusiones con algo que haces dos veces, pero sí se puede obtener sensaciones. Mi sensación es que me permite jalar menos y disponer de la misma energía y que necesito forzar menos mi cuore para la misma rutina. Así que el próximo día que vaya al gimnasio me tomaré otro sobrecito mágico, y veremos si sigue funcionando igual el placebo.

PD: la que me tomo yo es la de la foto, que por otra parte es lo primero que sale cuando buscas "lcarnitina" en imágenes de google. Sabe a té de limón, lleva té de algún color (verde creo) y alguna vitamina que podría ser la B pero podría ser la Pepa.