Mi endocrina, al igual que mi dieta, tiene las mismas vacaciones que los escolares, de manera que durante estos días ambas han vivido la vida loca sin preocuparse lo más mínimo. El martes que viene comprobaremos los resultados y hoy mismo nos pondremos a trabajar para que no sean demasiado desastrosos.

Vida loca = patatas bravas+macarrones gratinados+pastel de mona+voll damms+fajitas+nachos+mojito...