Nueva pareja de imágenes abriendo un poco más el plano. La primera del verano de 2008 y la segunda de este verano. Como muestra de que no estoy haciendo trampa e invirtiendo imágenes me acompaña mi hija, de 3 años entonces y de 4 ahora. Muy guapa, por cierto, como su madre. Ese día me había maqueado a tope para salir a correr, pero al final acabó en poco más que un par de fotos. Esa es mi asignatura pendiente, que espero aprobar este curso.

Lo sé, no me queda bien el pelo rapado, pero tenía que intentarlo.