Hoy no tengo ganas de ordenar así que escribiré lo que me pase por la cabeza y si os apetece, lo ordenais vosotros, que yo soy muy marrano y muy dejao.

1.
Cuando todo va mal siempre piensas que a partir de ese momento sólo se puede ir hacia arriba.

Los cojones.

Los pozos, como el universo, son infinitos. Por más que intentes tocar fondo para darte impulso... lo único que consigues es estar cada vez más abajo, pero siempre lejos muy lejos del fondo.

Lo que no es infinita es la paciencia. Ésa se acaba. Yo ya voy con un préstamo.

Que hartura tener que partirse el espinazo para conseguir unas migajas y que las cosas importantes se las rife la vida o terceras personas a lo tonto.


2.
Hoy tengo partido de futbol. A ver si me desahogo y pierdo unos gramos. El problema es que cuando vas cansado (llevo tres días durmiendo 4 horas), agobiado, etc, tampoco está uno muy inspirado y entonces, en vez de relajarte y distraerte, aun te desquicias más.

3.
He tenido una idea patentable: un saco de boxeo con sitio para poner fotos. Creo que eso funcionaría bien en el mercado. Es muy terapéutico. Para los más fríos también he pensado una edición en diana, de manera que los puntos no te los de por darle al centro sino por tocar órganos vitales. Para los cínicos-sarcásticos-cáusticos un rollo de papel higiénico imprimible; ya sea para limpiarse el culo con la cara de alguien o simplemente para esas gotitas desagradables que te quedan en la punta despues de.

4.
La foto es de un juguete roto. No guarda relación con nada de lo que he escrito pero mola el término "juguete-roto". Me encantan los refranes, los juegos de palabras y las metáforas baratas. Podía haber puesto la foto de Macaulay en su lugar, pero da más grima.