Seguimos bien. Ayer me comí un tomatazo en rodajas con atún por encima, además del habitual gazpacho de brick y zumo de brick -en concreto de guayaba, menudo invento. Los bricks son una mierda donde se ponga un zumo recién exprimido y un gazpacho recién hecho, lo sé, pero me da igual, me parece demasiado esfuerzo hacerlo todo a mano, me cansaría en dos días. Fiambre de pavo, un polín, un par de cafeses y tirandillo. Lo cierto es que no tengo hambre y no me falta energia precisamente. Mi problema con la comida no es por hambre, es más por disfrute. Si me encierras en un pozo y me das una rodaja de algo comestible cada día no tendría problema, pero si me sueltas en un buffet libre y me dices que solo coma lechuga... podría matarte y despedazarte.

También he salido a correr y bajado 9" mi marca, aunque con mis agujetas permanente. Ahora me hago la milla en 8'04". Por un pelín no bajo de los 8', que sigue siendo un tiempo de abuela, pero ya hace gracia. Si hoy consigo bajar cambiaré el recorrido e intentaré correr más km al mismo ritmo. El ritmo es de un poco menos de 5 minutos por km, y lo ideal sería poder correr media hora a ese ritmo, no 8 minutejos, pero creo que eso va para largo.

Esta mañana la báscula me ha sorprendido con un 76,8 kg. Así que bien. A ver cuándo vuelvo a los 71 y vuelvo a no ser gordo. Mi objetivo ahora es bajar ya hasta el peso ideal, unos 66 y ya írmelo currando para mantenerme.