5. Como apuntaba en los comentarios del primer volumen PRIMAVERITISpésate una vez por semana ¡¡Y apúntalo!! Todos cumplimos lo de pesarnos cuando sabemos que estamos adelgazando pero convenientemente se nos olvida cuando sabemos que estamos subiendo, y lo sabemos.  Una hoja excel impresa con los días de peso de tres años y pegadita en un armario de la cocina de forma que si una semana no apuntas el peso se queda el agujero en blanco. De este modo, te tomarás mucho más en serio lo de no escaquearte ni una semana.

6. Lee mucho. Hay una enorme comunidad bloggera e infinidad de páginas con recetas, dietas y demás. Obviamente no tienes que hacerle caso a todo lo que veas, pero cuanto más leas más información tendrás y más fácil te será interiorizar lo que es bueno para tí.

7. Empieza tu dieta en el peor momento posible. Por ejemplo, en Navidades. Aunque parezca que lo mejor es empezar cuando viene de cara, los primeros días/semanas todavía vas enchufado por la ilusión del principio y por la rápida bajada inicial (yo perdí 6 kg mi primera semana). Luego, la cosa se estanca y se hace más duro y frustrante. Si encima la meseta te coincide con las Navidades abandonarás seguro y te comerás lo que te dejaste en el plato antes. Si por el contrario, cuando viene el bajón te coincide con una época más sencilla podrás capearlo mejor. Además, superar unas Navidades o un més agosto a dieta te hará sentir como un campeón.

8. Date un atracón el día antes. Tampoco hace falta que te comas hasta los tuppers, pero darse un último homenaje puede ser de gran ayuda y enorme placebo. Por una parte, empezarás la dieta sin la amarga sensación de que no te has despedido como deberías de tus amigos los donettes, el choricito y el potaje de la abuela. Por otra parte, empezarás la dieta con un sobrepeso extra que reducirás rápidamente y el efecto de bajada impresionante inicial será mayor. Para que esto funcione, debés pesarte la mañana después del atracón y no la mañana antes, porque ver lo que ha supuesto esa zampada a lo mejor te deprime aun más.