La semana ha ido...
En lo deportivo, lunes y martes no encontré la forma de salir a correr. El lunes lo tenía fácil, pero como había salido sábado y domingo, pensé que era mejor concedérselo al descanso. El descanso debío de ser escaso porque el marte, leyéndole un cuento a mi hija de seis años (el segundo libro de Harry Potter) me quedé frito a eso de las 21h y ya fui incapaz de resucitar para la práctica deportiva (y para ninguna otra práctica, en realidad). Así que el miércoles tenía que salir a correr sí o sí, tanto por los dos días de descanso improvisados, como porque jueves y viernes noche los tenía pre-ocupado con sendas actividades sociales inexcusables y me conozco lo bastante como para saber que salir a correr a las 6am es poco menos que una quimera (mi cuerpo siempre gana la discusión entre seguir en la cama o ponerme a crujir los músculos). Total, que al final, por empecinamiento, conseguí salir a las 23:30h con expectativas justitas y cual fue mi sorpresa que me encontré mejor que el mejor día de la semana anterior. Ya el trote cochinero fue un poco menos cerdo, y el ritmo de "correr" se pareció algo más a lo que significa correr (6:25 m/km). Todavía lejos de bajar de 6 minutos, pero incluso me permití prolongarlo 5 minutos más de lo que marca el programa (en parte porque me había pasado de largo y tenía que volver a casa de algún modo).
La sorpresa vino al día siguiente: sabiendo que el viernes no podría salir, tenía que encontrar un hueco para hacerlo y al final pude hacerlo a las 19h, una hora poco cómoda para mí, pues no estoy acostumbrado a salir por esas horas. El día acompañaba porque, aunque aun hacía calor, el cielo estaba algo tapado y no molestaba. La calles de Barcelona son algo más difíciles de correr si no es a deshoras, de manera que pierdes mucho tiempo en semáforos y esquivando gente que te cortan bastante el ritmo. Con todo y con eso, repetí el recorrido del día anterior y, para mi sorpresa, lo hice bastante más rápido, a 6:11 m/km. Y aunque tengo que admitir que iba cansado y no daba para alargarlo mucho más (me limité a lo 30 minutos corriendo de rigor), tampoco lo pasé mal. En mi contra tengo que admitir que el recorrido es casi plano y lineal, pero bastante parecido a lo que me encontraré en las carreras populares. Pensaba que saliendo dos días seguidos, el segundo me penalizaría bastante y no fue el caso.
El problema vino cuando, el viernes tocaba decanso, y el sábado, a la hora de salir, me quedé torrao en el sofá, con lo que era imposible cumplir con los cuatro días semanales. Para compensar, en la medida de lo posible, el domingo salí un poco diferente: 1 hora corriendo, a un ritmo digno (para mí) en la que me dio tiempo a hacer un poco más de 9 km. Me fastidia que en la segunda semana ya haya perdido el primer día de entreno, pero siempre me ha costado horrores encontrar el momento de salir y ya sabía que cuatro días a la semana iba a ser difícil de cumplir. Por lo menos estoy satisfecho con la progresión

En cuanto a lo nutritivo, no estoy muy convencido. Pienso que, como propuesta, hago una alimentación correcta, pero creo que los hidratos que me meto me penalizan bastante y eso me hace bajar más despacio de peso. Para la semana que viene creo que me acercaré algo más a la Paleodieta (desayunos escasos, comer más bichos y menos plantas), aunque supongo que eso afectará también al rendimiento. Como siempre, y más por estas fechas, ha habido días complicados, más incluso que normales. La cosa empezó a torcerse el jueves, en el que casi no comí en todo el día por circunstancias ajenas a mi voluntad y en el que lo que comí, a la hora de la merienda, fue totalmente inadecuado, por asistir a las ya tradicionales fiestas infantiles típicas de estas fechas, además de que por la noche salí un poco y cayeron don pintas de cerveza. Continuó cayendo en picado el viernes, cuando tenía cena y me lancé a por bravas, chocos y un enorme chuletón, amén de más cervezas. No fui capaz de remontar el vuelo el sábado, al cenar en casa de mis padres dos porciones de pizza; y entró en barrena definitivamente el domingo al comer con mi cuñados fideuá, patatitas ruffles, pastel de queso y varias pastas árabes caseras que les trajo una vecina.


Mi peso inicial era 79,2 kg
Ahora peso 75,8 kg (4,5 kg más de mi normopeso)
He perdido en 1 semana 1,5 kg
He perdido en 2 semanas 3,4 kg
He corrido en 1 semana 22,87 km
He corrido en 2 semanas 48,48 km
Mi ritmo de carrera ha sido 6:23 m/km
He chamuscado en 1 semana 1995 kCal 


En resumen, ha sido un semana bastante desastrosa en cuanto a disciplina: me he saltado un entreno, y los que he he hecho no he seguido la planificación como tocaba; he comido fatal, saltándome comidas y atiborrándome otras, además de haber comido alimentos que no están muy recomendados cuando tratas de perder peso. Por otra parte, en cuanto a resultados, siempre que pierdas algo hay que considerarlo un éxito, y ya partía de la base de que el verano es verano y como tal hay que entenderlo y disfrutarlo. Espero ser más bueno y constante en la tercera semana.

LUNES

Desayuno: 1 vaso de zumo de naranja. 1 cortado con semi y sacarina
Almuerzo: 1 cortado con semi y sacarina
Comida: No (mal hecho)
Merienda: 1/2 l. de gazpacho. 1 vaso de zumo de naranja (sí, lo sé, no pega)
Cena: Gulas al ajillo con colas de langostinos. Costillas de cerdo al horno. 1 patata al caliu (¡fiuu!)

Deporte: Descanso

MARTES

Desayuno: 1 bol de Corn Flakes con zumo de melocotón y uva (¡rico!)
Almuerzo: 1 cortado con semi y sacarina
Comida: 1 yogur natural de 135g 0%. 1 vaso de gazpacho. Un poco de pavo frío
Merienda: Jamón serrano.
Cena: Spaguettis con carne de cerdo a la plancha. Ensalada con surimi y aguacate

Deporte: Descanso (me quedé frito cuando pensaba salir a correr)

MIÉRCOLES

Desayuno: 1 bol de Corn Flakes con zumo de melocotón y uva 
Almuerzo: cortado con semi y sacarina
Comida: Spaghetti con cerdo. Yogur 0% 135g
Merienda: 1 vaso de gazpacho
Cena: 3 pinchos de pollo. Ensalada con sardinas. Yogur 0% 135g
Deporte: 10' trote suave - 35' corriendo - 5' andando (6,92 km - 6,25 m/km - 602 kCal)

JUEVES

Desayuno: 1 cortado con semi y sacarina
Almuerzo: cortado con semi y sacarina
Comida: No pude
Merienda: Fiesta infantil (2 minibocatas, patatas fritas, tortilla de patatas, palmerita de choco...) ¡uf!
Cena: Gazpacho. 1 pinta de Guinness. 1 pinta de Murphy's (menuda cena)

Deporte: 10' trote suave - 30' corriendo - 5' andando (6,80 km - 6,11 m/km - 593 kCal)

VIERNES

Desayuno: 1 cortado con semi y sacarina
Almuerzo: cortado con semi y sacarina
Comida: Gazpacho. Chipirones rellenos
Merienda: Palmerita
Cena: 1 chuletón de 3 kilos. Bravas, pimientos de padrón, chocos, pulpo a la gallega. Varias cervezas. 

Deporte: Descanso

SÁBADO

Desayuno:café con leche semi y sacarina
Almuerzo: jamón serrano
Comida: lentejas
Merienda: lomo embuchado. Fuet. Trina sin azúcar.
Cena: 2 porciones pizza (atún y jamón dulce) ensalada variada

Deporte: Descanso (me quedé frito en el sofá)

DOMINGO

Desayuno: 1 café con leche entera y sacarina. Jamón serrano
Almuerzo: No
Comida: 1 platazo de Fideuá. Pastel de queso. 1 cerveza. Pastás árabes.
Merienda: No.
Cena: No

Deporte: 1 hora corriendo (9,15 km - 6:33 m/km - 800 kCal)