Ayer fui buen nene y comi muy correctamente. De todo, variado, sin picar entre horas (apenas) y en cantidades modestas. A mediodía queso Burgos con piña, a la cena patatas hervidas con pota y un yogur. Los cafés siguen ahí de momento, no puede ser todo a la vez... Además, jugué un partido de fútbol sala porque mañana tengo visita con el traumatólogo e interesa llevar el tobillo un poco deteriorado. Fue un partido de los más intenso, acabé exhausto y moribundo.

Si todos los días fueran como ayer bajaría 10 kilos por semana y en dos semanas lo tendría hecho (es para planteárselo :P)

Así que, por lo pronto:

Lunes +2+5 (+7)