Otro fin de semana que echa al traste toda la semana. Esta vez sólo he bajado 100 gramitos. Sigo pensando que perder, aunque sea poco, es positivo, pero no puedo evitar tener una sensación de semana desaprovechada. Creo que el problema es que estoy cada vez más confiado en que puedo comer de todo, y en ir controlando, que al final la lío.

No he hecho nada mucho chungo entre semana, he salido a correr tres días, me he controlado con las cantidades pero... uno no puede esperar perder peso comiendo patatas bravas, pidiendo comida japonesa a domicilio, dándole al fuet a diario...

A ver si esto me sirve para esta semana ponerme las pilas y hacer una machada, porque la verdad es que me da bajón. Con lo fácil que lo tenir para bajar a 78 y pico y no ha podido ser.

En la parte positiva está que me voy viendo deshinchado, que ya no me veo tan tocino reflejado en los escaparates al salir a correr, que sigo mantiendo una mínima de rutina de correr y que voy sintiéndome más cómodo a ritmos más altos. Ayer, por ejemplo, completé 4 km a ritmo medio de competición (de los cuales uno estuvo bastante por encima, pero los otros tres fueron realmente buenos para lo mis objetivos, entre 5:35 y 5:45. Tengo que decir que ni por asomo podría mantener ese ritmo durante 10 km pero, hacerlo durante cuatro, es un principio. Dentro de dos domingo tengo una carrerita de 10 km, y no espero rebajar ya la hora, pero al menos si acercarme un poco.


Así que estos son mis números actuales:

  • Llevo 9 semanas de 40
  • Ahora peso 79,1 kg
  • Esta semana sólo he perdido 100 gr
  • En estas nueve semanas he perdido 8,4 kg
  • Eso es un poco menos de 1 kg por semana
  • Aún tengo que perder 16,6 kg
  • Y por lo menos perder 7,8 kg para recuperar el peso normal
  • Se ha complicado bastante el asunto, porque ahora debería perder 632 gr por semana durante las siguientes 31 semanas