Si has desayunado alguna de las propuestas anteriores lo ideal es que, a media mañana almuerces (entendiendo en este caso el almuerzo como un tentempié entre el desayuno y la comida) algo de fruta.

Está claro que hay frutas que engordan más que otras, pero si variamos en la fruta no habrá problema. Es energía rápida y saludable además del conocido aporte vitamínico.

Dependiendo del tamaño de la pieza las raciones serán:

1 pieza para plátanos, manzanas, peras, melocotones y frutas de este tamaño
2 piezas para mandarinas, ciruelas, paraguayos, kiwis y similares
1 taza para uvas, fresas, cerezas, etc.
1/2 mango, 1/4 papaya, un par de tajadas de melón o sandía...
1 vaso de zumo de la fruta que quieras, pero siempre exprimida, no envasada.

Vamos, una ración usando el sentido común

Quizás la única fruta de la que conviene no abusar el el aguacate, por ser más grasa, pero tampoco pasa nada si un dia a la semana te apetece comerte un aguacate.