La verdad es que he estado yendo a una nutricionista, y no estaba mal la cosa, pero al final me parecía que todo iba muy lento excepto en mi cuenta corriente, que se vaciaba muy rápido, lo que, sumado al efecto devastador del verano ha hecho que la deje, recuperando 93 hermosos kilos.

Mi peso ideal son 62~71, así que me quedan veintitantos kilos por delante, que no se muy bien yo cómo me quitaré.

Mi lesión de tobillo también ha puesto su granito de arena, pues he dejado de hacer el más mínimo deporte y ahora dar un paso me parece la Odisea de Ulises.

Pero bueno, es cierto que ya empiezo a dar pena y a parecer irrecuperable así que, mientras me decido por un plan más elaborado y definitivo he empezado por comprarme la comida de tres días en el nostrum, que no es comida dietética, pero si son raciones tres o cuatro veces más pequeñas de las que yo me comería si me hiciera mi propia comida.

Hoy he comido:

Ensalada verde (1 €)
140 gr.
Con lechuga, hortalizas y huevo duro
88,2 Kcal

Lomo asado (2 €)
150 gr.
Con lomo de cerdo, champiñones y salsa
172,5 Kcal