Este fin de semana no he sido bueno. Estoy notando que me estoy relajando y eso no puede ser, me da toda la sensación que, cuando me pese mañana, no habré perdido nada si no es que subo algo. Tampoco es que me haya atiborrado de lacasitos, pero he hecho muchas excepciones. A ver si ahora subo un kilo y vuelvo a ser obeso y me tengo que deprimir...

Durante el fin de semana he tomado cafés con azúcar (se me acabó la sacarina), he picoteado de la comida de mi hija mientras se la preparaba (algún tortellini, alguna cocreta), me he chupao unos chupachuses y le he echado salsa césar a la ensalada. Además, las cantidades tampoco han sido lo que se considera precisas... en fin, que hoy me declaro en huelga de hambre, por eso y porque me he olvidado de prepararme la comida y no llevo ni un euro suelto para comprarme algo de fruta y me da palo ir al cajero y mas palo aun salir a la calle con el rascayú que hace.

Hoy, como curiosidad, tenía la revisión médica laboral (de ahí el chiste del título: "doctor qué padezco?") Me cae en muy buen momento, pues me coincide a un par de meses de la última analítica, de manera que me haré con unos terceros resultados con periodicidad bimestral, que me permitirán comprobar si mi dieta, además de dejarme cuerpo de sireno (o tritón para que no se burle mi sobrino), me está beneficiando en cuanto a salud, que a fin de cuentas es lo primero (sobretodo en caso, que ya estoy casao y con hijos y retirao del mercado).
Estas revisiones dan bastante por el culo porque no están hechas con demasiado cariño. Obviamente, el doctor que te mira, si está ahí con 50 años y no en Vall d'Hebrón es porque no era el más listo de la clase y en un cuarto de hora no da para tactos rectales. Te miden y te pesa vestido, con zapatos, con el móvil en el bolsillo y en mi caso me pareció que la enfermera apretaba con la puntita del pie la base de la báscula para que marcara más. No me pienso deprimir cuando el resulta del peso de la revisión sea 3 o 4 kilos mayor que el que dice mi báscula, a la que quiero mucho y que me responde también con afecto y buenos resultados.
Lo que se saca de provecho es que te hacen un electrocardiograma, te sacan sangre y te miran los valores, y te hacen mear en un bote y te miran los valores también. Lo de mear en el bote es muy feo y muy mal montao. Te dan un botecito y te invitan a llenarlo; te invade el terror pensando que ahora no tendrás ganas y que la enfermera se va a preocupar si te tiras 20 minutos en el lavabo (a lo mejor cree que entendiste muestra de semen y no de orina), pero al final el cuerpo es sabio y el chorrito sale sin problemas. Más feo es cuando le das el bote a la chica, calentorro y le dices: "ahí lo tienes" y ella lo coge y no hace la más mínima mueca para que no notes el asco que le está dando el bote y tú por dárselo también. Definitivamente no es el sitio ideal para ligar, y si lo consigues y ligas con la enfermera es muy posible que su conducta íntima diste un poco de la convencionalidad.

Dentro de un tiempito veremos como estaba cuando me revisaron. Lo malo es que cuando me den los resultados seguramente ya estarán caducados, pero como dice el dicho: "más vale tarde que nunca".