Maestro gordo cabrón
Mi prolongada experiencia como individuo en constante búsqueda del peso recomendable y mi contrastado éxito en su consecución, así como mis esporádicas visitas al reverso tenebroso de la misma me convierten en una voz autorizada para emitir un decálogo episódico de consejos que os ayudarán a mejorar vuestro Índice de Masa Corporal.

Es decir, que como me he pasado 4 años con el blog, como he perdido hasta casi 40 kilos y he recuperado en un par de ocasiones muchos de ellos, -de los fracasos se aprende más que de los éxitos- os puedo dar algunos consejos que a mí me han funcionado y que seguro que a vosotros no, porque cada persona es un mundo y entre col y col lechuga.

1. No te peses a diario, hazlo una vez por semana, siempre en el mismo día y en las mismas condiciones. Recomiendo hacerlo el lunes -así te controlas un poco más el fin de semana- recién levantado, después de hacer tus cositas en el WC, y a poder ser en pelota picada. Una semana es una unidad de tiempo perfecta, porque representa un ciclo de nuestras vidas en si misma (sería engañoso pesarse el día después de un partido de futbol o de una cena de empresa), y te dará una perspectiva más aproximada de cómo está funcionando lo que intentas. 


2. No te creas a pies juntillas lo que dice la báscula. Habrá semanas en las que subirás de peso pese a ser preciso como un Tag Heuer. El cuerpo es así de cabrón. Ten paciencia y los resultados llegarán.


3. Hazte un gráfico. Apunta tus pesos semanales en un gráfico (puedes usar online skinnyo, por ejemplo). Así tendrás una perspectiva de lo que has conseguido y de hacia dónde te diriges, además de que observarás la tendencia.


4. Escribe un diario. Un blog -como éste- es una herramienta muy útil para ayudarte en tus propósitos. Puedes hacerlo privado y te servirá para hacer una recapitulación personal al final del día de cómo te ha ido y poder prevenir errores futuros; o puedes hacerlo público y aprovechar las sinergias y colaboración que ofrece la blogosfera.