¿el gordo cabrón se despide?

No cierro el blog, pero parece que desde hace un tiempo ya no ando escribiendo las entradas. Algunos me vienen avisando sutilmente, y otros incluso me advierten tácitamente: "me gustabas más de gordo".

Parece que, aun sin darme cuenta, e incluso aun intentando evitarlo, me cambia el carácter, a peor, y el humor, a peor. No es que tenga mal humor, es que mi humor es de mal gusto. Yo siempre digo que no, que lo único que cambia es el ánimo, las ganas de hacer cosas e incluso las ganas de discutir. De gordo no tenía ganas de nada, y por no hacer prefería decir una parida a enzarzarme en una bronca. Ahora estoy más animado, más activo y eso me hace (parece) más intransigente, más intolerante y más prepontente.

Siempre he tenido cierta facilidad para el sacasmo. Ya en mi etapa escolar los profesores me sentaban sólo en clase y le decían a mi madre que era una mala influencia para mis compañeros. Que me sentaran al lado de quien me sentaran ese niño bajaba su rendimiento. Recuerdo una vez que me llamaron la atención por no se qué chorrada y me soltaron un rollo quilométrico; me parecía tan exagerado que se me escapaba la sonrisa y entonces la profesora me dijo que era un cínico. Al llegar a casa miré en el diccionario lo que significaba ser un cínico y pensé que aquella mujer tan pesada tenía razón.

Con esto quiero decir que no estoy cambiando al perder peso, sino que cambié al engordar. Aunque en mi caso no se puede saber a ciencia cierta qué es huevo y que es gallina, pues, aproximadamente, de 0 a 5 años fue delgadito, de 5 a 12 gordo, de 12 a 22 delgadito, de 22 a 30 gordo y espero que de 30 en adelante consiga ser delgadito. Recuerdo que con 14 años mi madre me decía que hay que ver qué mala leche tenía con lo simpático que era de pequeño. Ahora lo entiendo: de pequeño era gordo.

Es por esto que no me queda más remedio que dar la razón al tópico del "gordo simpático". Aunque haya pensado que era un "gordo cabrón" parece que soy mucho más cabrón a medida que dejo de ser gordo.

Prometo hacer uso de la misma fuerza de voluntad que me ha permitido perder 26 kilos y seguir perdiendo más, para no hacerme demasiado desagradable ni molestar a aquellos que no lo merecen. Igualmente, la cabra tira al monte y en el día a día es difícil resistirse a defenderse atacando cuando se presenta la oportunidad.

Aprovecho para pedir disculpas a todos los que ofendí cuando era flaco y a todos los que ya he empezado a ofender y ofenderé seguro. Igualmente espero sus agradecimientos por mi trato benévolo en mis muchos años de gordo.

16 comentarios:

  1. Puedo adherir?

    gracias de antemano

    ResponderEliminar
  2. Pues en mi blog, ya estabas d flaco no????

    Bueno, q espero q sea verdad, q te quede un poquito del buen carácter d gordi y un poco d tu "humor", q cuando no va con uno, es hasta divertido!!!

    ResponderEliminar
  3. Bueno, bueno... supongo que son rachas que pasan de readaptación a las nuevas circunstancias... ni tanto ni tan calvo... supongo que no cambiamos tanto de golpe... bueno, que tienes mi apoyo cabrón o simpático... y que siempre es un placer leerte.
    Un abrazo...

    ResponderEliminar
  4. Eso de 'me gustabas más de gordo' suena a 'antes te miraba de una manera y ahora de otra', y hasta aquí puedo leer... No es tuyo el problema, entonces. Como soy novata por aquí no sé muy bien a qué posibles excesos verbales te refieres, pero a mí me motiva un montón que haya gente como tú en la web, con un cartel así de grande que pone HE PERDIDO 26 KILOS. Me hace pensar que si no puedo es porque no me lo monto bien, no porque sea imposible y que poco a poco llegaré.

    Por cierto, cínico y sarcástico es el que puede, no el que quiere... ;D Díselo al próximo que lo use como insulto. Beso!

    ResponderEliminar
  5. Hola amore!!
    Yo te quiero de gordo, de flaco, de simpático, cabrón, sarcástico, como si eres lelo.
    Animate hombre, que voy a leer el blog todos los días!!

    I LOVE YOU.

    ResponderEliminar
  6. Está bien que puntualices que me querrás aunque me vuelva lelo... mujer previsora vale por dos y es mejor irse mentalizando.

    mira que feliz fue la novia de forest gump, y la de dinero que dispuso!

    (¿ahora estoy siendo cínico o sarcástico? jejeje, en realidad estoy siendo lelo...)

    ResponderEliminar
  7. Seremos como los gump´s pero en pobres, vaya vida nos espera :D

    ResponderEliminar
  8. puntualizo que el blog intentaré leerlo casi todos los días!! Ya sabes en casa del herrero cuchillo de palo!!

    ResponderEliminar
  9. la vida es como una caja de bombones... nunca sabes lo que te va a tocar

    ResponderEliminar
  10. Sí, y gordo es el que hace gorderías.

    ResponderEliminar
  11. Por cierto, ya sé que no sirve de consuelo pero a mi adelgazar me sentó igual: más borde, más cínica y más descreída de todo. No sé qué es peor, la verdad. Suerte, hagas lo que hagas.

    ResponderEliminar
  12. Uf, Vix, creo que te comes mucho el coco, no seremos ni mas ni menos cabrones que antes, simplemente cambiamos, es como si ponemos un whisky en vaso bajo y ancho, con muchos cubitos de hielo, y ahora lo pasamos a un vaso de tubo, la mitad del hielo no cabe, el whisky tambien ha cambiado de forma adaptada al vaso, pero sigue siendo el mismo whisky.
    Y no se porque pongo de ejemplo el whisky si no me gusta..=P

    En definitiva, que no analices tanto la circunstancia, eres como eres, + o- cabrón. Personalmente a mi me hacen gracia tus sarcasmos, ironias, etc. Prefiero antes a un cabrón pero con sentido del humor que no al tipico chistoso de turno que busca en el google el último chiste de moda pa contarlo a los amigos..
    Bueno, que eres como eres y el que no le guste, pues que se vaya acostumbrando, digo yo, no?

    ResponderEliminar
  13. Hola Vix, bajo mi humilde punto de vista yo siempre te he notado igual de simpático, quizás antes lo eras más pero yo no te he notado sarcástico. Quizás lo dices porque la gente que te rodea a notado algún cambio en tí. Yo creo que todos cambiamos, como decía Mel quizás forzamos en su momento ser más simpáticos para hacer ver al mundo que "estamos ahi".

    Yo creo que somos exigentes con nosotros mismos desde siempre, y que si hemos conseguido perder kilos es porque queremos ser auténticos y sin forzar nada.

    Somos auténticos y que la gente diga lo que quiera. Que también hay gente muy envidiosa.

    Besos y no dejes de ser tú mismo.

    ResponderEliminar
  14. jejeje... gracias a todos por vuestras opiniones.

    uno nunca puede dejar de ser uno mismo, aunque cambie. sólo lo consiguen algunos organismos y mediante mitosis.

    pero no me negareis todos los gorditos venidos a menos que hay un efecto aumentador del ego en eso de perder peso. Otra cosa es que a la gente le guste tratar más con gente sumisa que con gente dominante (sin entrar en temas porno).

    quizás también aflora algo de resentimiento, sin estar focalizado a nadie ni nada en concreto, simplemente resentimiento social por haber estado en inferioridad de condiciones durante mucho tiempo y el hecho de empezar a estar en equidad lo distorsionamos o lo enaltecemos.

    sé que es una parida como un piano desvariar así, pero es entretenido comerse el coco.

    ResponderEliminar
  15. Pos yo te conocí en tu etapa de más delgadito (si no recuerdo mal) y eras de un salao que tiraba de espaldas!!

    El cinismo y el sarcasmo no tienen nada de malo hombre... Además, como la mitad d ela gente no lo entiende cuando lo usas... (oh, espera, eso me ha quedado un poco cínico, ¿no?)

    No te ralles, que tu eres buena gente aunque seas un pcoo cabrón ^_^

    ResponderEliminar
  16. Yo siempre te voy a leer seas como seas,me caes bien,asi de sencillo,hasta le platico a mi esposo lo que escribes!

    ResponderEliminar

Escribe aquí algo ocurrente y sin faltas de ortografía.

Con la tecnología de Blogger.