> Lo normal es raro - El gordo cabrón

Lo normal es raro

Como decía aquel eslogan de tve2 "para una inmensa minoría". Quien más quien menos pertece a alguna minoría o colectivo "discriminado" de manera que parece que el colectivo realmente más discriminado, por el que nadie hace nada y el menor en número es de la gente "normal".

Me refiero a que ser gordo no es normal, lo normal es ser normal, es decir, no gordo ni flaco. Tampoco es normal ser bajito o ser muy alto. Dependiendo de nuestro pais de residencia será normal ser blanco, negro o verde (este último caso en Marte). A veces la discriminación se hace incluso a colectivos mayores que el resto, como es el caso de las mujeres, que aunque son mayoría tradicionalmente han estado discriminadas (y en muchos casos aun lo están). De manera que lo normal es ser hombre.

Llega un punto en que ser normal (es España esto sería ser hombre de metro setenta y cinco, 70 kilos, pelo castaño, etc) es realmente difícil y escaso y por lo tanto raro. Podemos establecer entonces que ser normal equivale a ser muy raro. Pero no así en aspectos particulares: ser normal en cuanto a peso se refiere es normal, lo raro es ser normal en todo absolutamente.

Los gordos, aunque haya muchos en España y más en Estados Unidos no somos normales. No seríamos normales ni aunque fuésemos mayoría, porque lo natural es tener las reservas de grasa que necesitamos no el triple. Y si todo el mundo se vuelve obeso significará que todo el mundo se vuelve raro.

El caso es que a todos nos gusta ser diferentes en algo, pero en lo que nos da la gana. Creo que a muy pocos gordos les gusta ser gordos, y puestos a ser diferentes y especiales preferirían ser superguapos, superlistos o poder volar como Songoku. Otro tema es que algunos gordos asuman su condición o les compense al esfuerzo de adelgazar. Pero no nos engañemos, ser gordos nos hace diferentes para mal, nos impide hacer una vida "normal" en muchos aspectos y nos frustra en otros.

Porque no es ninguna ventaja tener que vestirte únicamente con la ropa que hacen para tí, y no poder elegir la que te dé la gana como hacen los no-gordos. Tampoco es una ventaja sudar antes de tiempo, ni lo es ser más lento que el caballo del malo (aunque yo con 100 kilos era más rápido que algunos flacos). A ningún gordo le gusta la sensación de sofoco de pleno verano, siempre como enganchoso y húmedo, aunque el calorcito en invierno se agradezca y reconforte. Y además, en tiempos de crisis como los actuales, ser gordo sale caro. Porque para mantenerse gordo hay que comer mucho y la comida es cara. Sobretodo la comida que engorda, como los dulces, las carnes grasas, etc. Por eso el gordo no suele ser tacaño, porque está acostumbrado a gastarse 200 euros en comer para un tiempo que el normal le llegaría con 50. Es por esto que una de mis prioridades era que adelgazar no me saliera caro, y que a poder ser fuera un ahorro. En la birria de sociedad actual hagas lo que hagas implica gastar dinero. Si eres gordo comes mucho y derrochas, pero si quieres adelgazar te tienes que gastar el dinero en ir a un endocrino, en ponerte un balón u operarte, o en productos de naturhouse (mi endocrino era gratis, entraba por la mutua). Esto en muchos casos es inevitable, pero en la medida de mis posibilidades no me da la gana. Yo quiero aprovechar la ventaja de comer poco y de comer cosas baratas y sanas como el pollo o las verduras. Quiero que mi objetivo sea un múltiple beneficio, tanto saludable, como estético como económico. Por eso incluso al gimnasio voy con invitaciones y no pago. Por de toda la vida, ser flaco es barato.

Pero aunque adelgacemos, y tengamos un peso y aspecto normales nunca seremos normales, porque esforzarse por ser normal no es normal, es raro.

11 comentarios:

  1. yo estoy convencida que la obesidad es una enfermedad de la cual podemos recuperarnos y como tal me acepto.La gente nos ve raros por no aceptar esto como una realidad.Pero tambien es cierto que somos nostros misos los primero que nos vemos asi...
    Este es una largo camino para recorrer interno y externo..
    te mando un besote

    ResponderEliminar
  2. viva la rareza... hahaha.. ay Vix.. me gusto muchisimo tu articulo.. sobre todo porque lleva un monton de razon.. la gente a veces esta en constante lucha por ser.."normal" sin saber que a fin de cuentas nunca podra serlo.. solo se va a adherir..( si lograr bajar mucho de peso).. a otra isleta de la sociedad.. nos "no gordos" que como bien dices en estos tiempos.. son demasiado raros.. haha..

    exito en tu proceso.. que lo llevas muy bien i lo vas a conseguir...
    bss!

    ResponderEliminar
  3. Llegué aquí por casualidad.

    Tus palabras: "Pero aunque adelgacemos, y tengamos un peso y aspecto normales nunca seremos normales, porque esforzarse por ser normal no es normal, es raro."

    Me han calado muy hondo, nunca había leído o escuchado algo que reflejara tanto mi sentir.

    Un Beso

    ResponderEliminar
  4. pues yo no estoy luchando por ser normal, estoy luchando abrir mi mente y llevar una vida sana, activa, y alcanzar lo mejor de mi misma por fuera y por dentro. No sé si el resultado coincidirá con Ser Normal, pero no es lo que persigo..

    Yo creo que al final, el "normal" gasta igual que el "No Normal", sólo cambian los productos de inversión.

    ResponderEliminar
  5. jajaja, que gracia.... pues normal normal, no creo que quedemos, porque después de la experiencia sabremos bastante más de nutrición , dietas, ejercicios que la masa. Así que tendremos algo de raros.

    Por otro lado, económicamente creo que se compensa, porque las verduras no son baratas, por lo menos por aquí, pero al final se compensa con otras cosillas. Lo que es seguro es que te lo ahorrarás en visitas al médico.

    ResponderEliminar
  6. Pero entonces... ¿lo raro es ser normal y/o (elíjase conjunción) lo normal es ser raro? Y si eres raro porque eso es lo normal, ¿eres raro doblemente...? Joroba, qué dolor de cabeza... Yo, aunque deje de ser gorda, también soy rara por otros 12 ó 13 motivos, así que al final soy de lo más normal... (¿o no?)

    ResponderEliminar
  7. Seremos normales listos, por que hemos estado en los dos lados.
    Adelgazar enmalalecheze, es un hecho, pero se acaba pasando cuando dejas de pasar hambre.
    A mi me gustas gordo y adelgazando, así que tú mismo.
    Animo Gordo.

    ResponderEliminar
  8. Que no, que yo flaca soy de lo más chispeante...

    ResponderEliminar
  9. ¡Enhorabuena por esta reflexión! Me ha encantado...
    Lo normal... ¿qué es lo normal? Lo normal es una media de cada un de nosotros (anormales)... has dado en el clavo! Sí, realmente bueno tu comentario...
    Verdaderamente, acercarnos a la idea de la norma puede alejarnos de lo cotidiano, lo acostumbrado, lo común... es decir, ser diferentes...
    Gracias y un abrazo!

    ResponderEliminar
  10. muy normales no sois ninguno si leeis este blog...

    :P

    ResponderEliminar
  11. Me llamo Virginia y no soy ni gorda ni no-gorda... creo que todos somos raros pq siempre intentamos ser "normales".

    Me ha gustado mucho tu entrada.

    Un saludo.

    ResponderEliminar

Escribe aquí algo ocurrente y sin faltas de ortografía.

Con la tecnología de Blogger.