> Carrera de obstáculos - El gordo cabrón

Carrera de obstáculos



Siempre supe que esto de perder peso era una carrera de fondo, lo que no tenía tan claro es que además era de obstáculos. Por si acaso es demasiado fácil perder 40 kilos por uno mismo, acostumbrado como está a pesarlos y a comer y vivir para mantenerlos, se unen a la dificultad de la empresa las opiniones bienintencionadas de terceras personas.

Mi objetivo es perder 40 kilos porque:

a) me engordé 50
b) me lo ha dicho la endocrina, que aunque gorda, es doctora
c) simple matemática de cálculo de IMC

Pues bien, ahora que llevo 30 kilos, que me falta ya poquito y que necesito ánimos para ese último empujón, cada vez que me encuentro con alguien que hace tiempo que no me ve y me recuerda de gordo, me anima a que no pierda más peso, que ya estoy bien así. Supongo que lo que sucede es alguna de las siguientes posibilidades.

a) como yo era gordo no tengo derecho ni capacidad de ser normal. Tengo que ser, como mínimo, fuertecillo.
b) me comparan conmigo mismo hace meses y no con cualquier hijo de vecino, y por lo tanto, para ser yo, ya estoy muy bien. Es como si al tonto del grupo le dicen que está muy bien suspender 5 porque lo habitual en él es suspenderlas todas. Pues no, no está bien. Sólo está mejor (o menos mal)
c) toca los cojones ver que alguien que era feo, gordo y cabrón, va camino de ser sólo feo y cabrón, y por eso mejor disuadirle de la idea.
d) la mayoría de la gente que lo dice está bastante más delgada que yo en estos momentos, con lo que entiendo que se deben ver a sí mismos como enfermos anoréxicos y no quieren ese mal para mí. Que majos.

Por eso la conversación cuando me encuentro con alguno siempre es idéntica:

Señor: - Ala, qué bien estás, ¿cuánto has perdido?
Yo: - Pues treinta kilos, señor, que se dicen pronto
Señor: - Bueno, pues ahora ya no pierdas más, que ya estás muy bien, eh? Ahora lo difícil es mantenerse.
Yo: - Pues debería perder diez kilitos más...
Señor: - Anda, anda, que aun te vas a poner malo... a ver si ahora te me vas a volver anoréxico o algo peor (mirada de desaprobación).
Yo: - Señor, que no lo digo yo, que lo dice la doctora. Y además aun tengo muchas lorzas, mire, mire...
Señor: - Pues yo te veo ya bien así, si te quedarás así estarías estupendo. Lo que tienes que hacer ahora es ir al gimnasio.
Yo: - No sé, no sé, ya veremos (pensamiento: "los cojones, señor, espero que se engorde usted los diez kilos que yo no quiero y entonces vendré a decirte lo majo que está").

Por lo tanto, llegados a estas alturas, la única vía de trabajo es:

a) no hacer caso de nadie excepto de la OMS
b) no agobiarse por los 10 kilos que faltan porque al pueblo llano ya se le ha hecho feliz
c) tener paciencia para perder el peso restante en el tiempo que sea necesario.

15 comentarios:

  1. Hombre, viendo la conversación yo diría que "me comparan conmigo mismo hace meses". La gente (aunque delgada) suele ser consciente de que bajar tantos quilos es muy difícil y es bastante plausible que piensen que te has obsesionado y que si no ves que estás bien (comparado con antes) seguro que es porque eres anoréxico (que ahora pasa mucho porque sale en todos los programas basura de media tarde..y ya sabes que si sale es porque es verdad, que la TV no miente...NUNCA). Así que lo que hacen básicamente es darte un "buen consejo" de mesura...hasta donde ellos entienden...que duro eres con el bulgo

    ResponderEliminar
  2. Yo no consiento que a estas alturas me venga nadie a decirme qué tengo que hacer, cómo lo tengo que hacer y sobretodo por qué lo tengo que hacer. Una ya es mallorcita como para que te vengan con esas tonterías. (lo digo por pura experiencia, eso que explicas me es muy familiar).
    Saludos.

    ResponderEliminar
  3. Apoyo totalmente las tres conclusiones. De las distintas posibilidades...me reí mucho con la d)jajajaja

    Yo añadiría una posibilidad más, que es bastante posible. La gente no tiene ni idea de cuanto son 10 kilos menos. La gente se sorprende cuando les dices cuanto pesabas, cuanto has bajado porque son-somos incapaces de trasladar un volumen de grasa a kilos y se piensan que nos vamos a morir de anoréxicos cuando ni siquiera estamos en niveles de normopeso.

    Pensando en positivo, diría que al final el pueblo no está tan obsesionado con el físico como cabría suponer viendo revistas y tv y mientras no peligre tu salud te verá bien.

    Por qué no decirlo, a mi me sobran 10 kilos también y me veo estupenda!! jajaja Que una cosa no quita la otra.

    ResponderEliminar
  4. Vix!

    PER FEC TO

    Refleja la realidad totalmente y me alegro mucho de que pases de eso y te concentres en datos objetivos.

    Concuerdo con Magdala en lo que es, para alguien que no tiene problemas de peso, 10 kg. Ya 40 o 50 kg les parece una locura porq no están en contacto con el problema. Nosotros sí.

    Un beso y felicitaciones por la constancia y la gran claridad

    ResponderEliminar
  5. Hola a todos.

    La pregunta principal sería...¿Te importa de verdad lo que digan? En mi manera particualar de verlo sólo debería importar lo que te digan (y sólo si son totalmente sinceras) las personas a las que REALMENTE importas (léase familia, pareja y/o amigos de verdad "Que habelos hailos")
    Al final llego a la misma conclusión de siempre (y que ya he dejado caer en otro comentario), uno ha de plantearse una meta lógica y correcta, y mantenerse firme hasta llegar a ella sin que nadie la varíe (aunque no es tan fácil) a no ser por "fuerza mayor".

    En fin, que como siempre, me lío.

    Un saludo!

    ResponderEliminar
  6. Madre mia que bien has descrito esa situacion tan tipica!!! Yo cuando perdi peso a lo bestia hace 7 años y me quede en 82 kilos, midiendo 1.75, todo el mundo me decia lo mismo!
    Las tres respuestas son buenas, asi que sugirio una combinación: no hacer caso, no agobiarse y tener paciencia hasta que lo logres! que lo lograras ;)

    ResponderEliminar
  7. VIX SI TU QUIERES PERDER DIEZ KILOS MAS ADELANTE.

    BIEN DICE UN DICHO MUY ESPAÑOL QUE AMI ME GUSTA MUCHO.

    (ANDE YO CALIENTE RIASE LA GENTE). ELIJO LA RESPUESTA (C)

    BESOS Y BUEN PUENTE

    ResponderEliminar
  8. No viene a cuento pero a mi me gustarías aunque sólo fueras cabrón, qué quieres que te diga.

    ResponderEliminar
  9. Otra posibilidad es que e) simplemente la gente admira el esfuerzo que representa perder tantos quilos y quiere que veas que se dan cuenta de lo bien que estás ahora diciendote que no hace falta que pierdas más. Y que, por si acaso no lo consigues, no pasa nada porque ya estás bien y saludable así.

    No te daria rábia también que alguien que no te ha visto aún con los 30 quilos de menos, te encontrara por la calle y te dijera que sí, que bien, pero que aún te quedan otros nueve?

    Por cierto, que yo voté que sí que lograbas perder los 40, así que a por ellos! Los menos gordos somos todos también unos cabrones.

    PD: Espero haber sido lo suficientemente ocurrente para los estándares del gordo cabrón y si hay faltas puedes culpar al teclado americano :)

    ResponderEliminar
  10. Yo ese tipo de conversación la termino en la segunda línea diciendo "sí tienes razón voy a seguir tu consejo" ¡Y me ahorro todo lo demás!

    ResponderEliminar
  11. Ala, qué bien estás, ¿cuánto has perdido?

    Por cierto, la de la foto llegó a coger al chucho?

    ResponderEliminar
  12. Yo creo que lo que pasa es que te comparan a como estabas antes y dicen, joder como ha perdido/cambiado, aunque también puede haber algo de envidia, depende de la persona claro.

    De todas formas, Enhorabuena por la perdida de peso y pierde lo que la médica y tú consideréis que es tu peso ideal.

    Bikiños.

    ResponderEliminar
  13. De un momento a otro mis vecinos se hicieron mas sociables y quieren entablar conversación conmigo... finalmente lo que desean es preguntar ¿Cuánto peso has bajado?...¿Qué estás haciendo?... me identifico con usted.
    Que buen post!!!...

    Como mujer esta mal visto que me comporte como una cabrona, pero así soy y no tengo que estarle sonriendo a todo el planeta!... nunca he sido la princesita rosa y que este mas delgada y ahora buena jajaja... no implica que ahora tenga que ser la dama correcta que todos quisieran. Incluso ahora me fluye mas mi lado cabrón y sinceramente así me siento bien.
    Pocos con los que hablo sobre estos temas entienden lo que me pasa y siempre me están juzgando. Me gusta la sinceridad de sus entradas y espero seguir visitando el blog.
    Es realmente absurdo que piensen que uno se volverá anorexico teniendo 10 kilos encima, a mi me faltan 20 kilos y ya recibo comentarios.


    Atte Diana

    ResponderEliminar
  14. Yo hace años sentí el filo de la navaja... no hay que tomarse tan a broma los peligros que acechan tras una gran pérdida de peso! Siempre hay que intentar ser fuerte y tener el coco bien amueblado! Un abrazo!

    ResponderEliminar

Escribe aquí algo ocurrente y sin faltas de ortografía.

Con la tecnología de Blogger.