> Quien mal anda, mal camina - El gordo cabrón

Quien mal anda, mal camina

Pues mal va la cosa. Los gordos creemos que cuando dejemos de ser gordos pintarán los autobuses de rosa y caminaremos un centimetros por encima del suelo. Pensamos que perder de vista la obesidad y el sobrepeso nos convertirá en bradpites apetitosos a las quinceañeras y en máquinas deportivas y sexuales.

El primero error de razonamiento es pensar que dejaremos de ser gordos, porque eso nunca va a pasar. La gordura en nuestro caso es algo eventual, así que podemos dejar de estar gordos, pero nunca dejaremos de serlo. Porque la gente no cambia, y suponiendo que lo haga, nunca lo hace por decisión propia ni a mejor. Ni siquiera la voluntad férrea de Marge fue capaz de doblegar a Homer y convertirlo en un hombre de provecho, más al contrario, se vio arrastrada a una espiral de entropía.

Digo esto porque, y a riesgo de entristecer a algunos amables seguidores, las cosas no cambian tanto cuando cambian tanto. A día de hoy sigo más o menos en el peso, pero más más que menos. Ando por 72/73 cuando me peso ideal empieza en 71, y aunque no va de ahí, pensaréis, el caso es que no ando por 69.

No cambian tanto porque el lunes pasado fui a jugar un partido de futbol sala, pensando que con 35 kilos menos sería más ligero que el balón, pero lo cierto es que me desfondé antes que cuando pesaba 106 kilos y lo que es peor, creo que incluso era más lento. Entiendo que mis músculos han adelgazado aun más que yo. Cabrones músculos. Además, siendo gordo la gente asume tus limitaciones, pero no siéndolo te acusan miradas de estupefacción.

No cambian tanto porque no quedaron tantos pellejos para lo que podría ser, pero me quedaron exactamente los mismos que hoy, dos meses después. Pellejos que, aun con poca grasa, me hacen parecer fofo.

No cambian tanto porque ya nadie me dice cosas bonitas y halagadoras. Ni siquiera cuando me pongo una camisa nueva y paso por delante de las personas exhibiéndome como un pavo real.

Así que, gorditos míos, no esperéis encontrar en el peso ideal la piedra filosofal, porque un flaco es igual de cretino que un gordo, pero no despierta ninguna simpatía.

Eso sí, era una máquina sexual y sigo siéndolo. Eso no va ligado al IMC.

21 comentarios:

  1. ¿Qué te creías? ¿Que te iban a subir el sueldo por estar delgado?

    ResponderEliminar
  2. Bueno, eso sí ha pasado. 3000 euros más al año, que no es mucho, pero no vienen mal.

    ResponderEliminar
  3. Uf.. veo que los ánimos no están muy altos..

    ResponderEliminar
  4. Jaja Vix, bien contestado!

    Entiendo lo q planteas y estoy de acuerdo, cuando pase la novedad, la algarabía, las felicitaciones, cuando todo se aplaque y deba enfrentarme (como siempre) a las mismas situaciones en las q antes comía... sé q será dificil pero creo q esta vez podré, aunq no todo sea color de rosa sí habrá cosas q lo sigan siendo.
    Un abrazo y fuerza para mantener lo conseguido y cambiar lo q se puede (músculos, por ej,en este caso)

    ResponderEliminar
  5. Muy buena entrada, y muy real. Yo aun no estoy en mi peso ideal pero voy viendo esas cosas.
    Es verdad que cuando estamos mas gordos creemos que cuando perdamos todos esos kilos desapareceran todos nuestros problemas y seremos felices, cuando lo unico que pasa es que nos convertimos en personas que no estan gordas...pero personas al fin y al cabo.

    ResponderEliminar
  6. Es comparable a aquello de El dinero no da la felicidad...¡pero ayuda mucho!
    Personalmente lo que espero encontrar el día que llegue a mi meta es una mejoría en calidad de vida, que, obviamente, no significa que vaya a vivir más, pero sí mejor.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  7. Hombre no digas eso!, no por ser flaco tienes el cielo ganado pero a la auto estima ayuda un montón.
    bbbssss

    ResponderEliminar
  8. Hola!!

    Yo estoy con muchachita, y lo bien que te vas a sentir, y lo agil que estas!? solo necesitas un poco de fondo, envidia que me das, gracais a Cristian encontré tu blog y te sigo bastante. Yo todavia tengo que perder 30 Kg, y sois mi fuente de inspiración!!!! Sientete orgulloso por lo que has conseguido!!!

    ResponderEliminar
  9. Vamos! A hacer ejercicio para endurecer esos músculos y a dejar de lloriquear por los cantos! Piensa que has superado la etapa del adelgazar ahora te queda otra etapa de mejorar tu forma física. Vamos campeón, que tú si puedes!

    ResponderEliminar
  10. Y lo peor de todo es que tienes razón...
    Yo creo que la meta no se alcanza nunca, tendremos que seguir luchando para no volver a estar gordos hasta el fin de los días, pero con una tallita 40-42 anda que no se lucha con más alegría...

    ResponderEliminar
  11. Tienes que coger fondo, eres un suertudo por haberte quitado de encima muchos kilos, las camisetas las lucirás mejor que alguien gordo.

    Pero no esperes que te alaben a diario,piensa que cada uno tiene sus propias inquietudes y queriéndolo o no,no caen en la cuenta que tu sigues esforzándote por estar mejor.

    Ahora te pregunto ¿que querías conseguir perdiendo peso? ¿mejorar tu salud, presumir como un adonis, poder ponerte otra ropa, ligar más, estar más ágil o todas a la vez?.

    Ten claro una cosa, cualquiera que fuese tu meta ,es a ti mismo a quien debe importar y eres a ti mismo a quien tienes que gustar.

    Así que sube el animo,arriba los corazones (firmado por los caníbales del quinto)como diría el chiste, y alegrate del gran esfuerzo que haces y lo bien que estas,que gracias a personas como tu muchos seguimos en la lucha.

    Animo y besitos.

    ResponderEliminar
  12. solo puedo decirte que te entiendo


    un beso

    ResponderEliminar
  13. Completamente de acuerdo... Los halagos y comentarios son cuando te empiezan a notar el cambio...pero una vez que la gente se acostumbra... es normal.

    Como bien dicen si buscas halagos continuos...compra un perro..., pero si lo que buscas es salud, bienestar, sentirte bien contigo mismo y debido a tu mejora fisica, echar algun que otro revolcón a la luz de la luna mas (en mi caso ha sido asi...), pues a quitarse esos kilos que sobran...

    Un abrazo
    David

    ResponderEliminar
  14. valla... la cruda realidad. Es dura pero es la verdad... lo bueno es que veo que lo tomas con estoicismo y no con la melancolía que a mi me acompaña.

    tan dificil es entender que seguiremos siento gordos?... en mi caso lo es y lo malo es que no me he sabido controlar... en fin... cada loco con su tema. Me gusta tu forma de enfrentar las cosas y de decir la realidad tal y como es.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  15. jajajaja brutal!

    pues a mí me miran y me remiran muchísimo más, pero claro, yo soy una chica y tengo cosas que tú no tienes xDDDD

    ResponderEliminar
  16. Hola,
    Pues creo que deberías renovar tus desafíos, ya sea afirmar los pellejos o tonificar tu musculatura. ya que los sueños una vez cumplidos, hay que seguir ampliándolos, para que no pierdan el verdadero valor que le damos, cuando nos los planteamos.
    Seguro es un bajón momentáneo y pronto ya veras las cosas desde otra perspectiva.

    Saludos y ánimos!!

    ResponderEliminar
  17. yo siempre digo que somos unos enfermos,a l menos yo me considero asi. Teng que vivir concienciada de que soy gorda, y que tengo que cuidar mi forma de alimentarme y de vivir. Como los diabeticos amos, cuidarme para toda la vida. No espero una vida de color de rosa, pero si es cierto que muchas cosas son mejores ahora, ms faciles incluso.
    En la agilidad y eso no he notado nada.
    ¡ah! yo era una maquina sexual y tambien lo sigo siendo jajaja
    Por cierto ests wapisimoooooooooooo

    ResponderEliminar
  18. Pues será q las quinceañeras son tontas, porque estas muy guapo

    ResponderEliminar
  19. ¡Hola!
    Me encanta tu blog, lo visito todas las semanas (no es porque esté aburrida, jejeje) es que eres un ejemplo de motivación. Yo me llamo Sara, tengo 25 años y tengo que perder 30/35 kgs. de manera gradual, no quiero hacerlo en 2 meses, claro. Lo que si me preocupa, y eso te iba a preguntar porque hablas de ello en varias entradas, son tus alusiones al "pellejo" sobrante. A mi me da pánico la flacidez o que quede algo colgando... ¿tan grave es? ¿se nota mucho? yo en las fotos del después te veo genial.
    Yo pensaba que con ejercicio y con una dieta equilibrada eso no pasaba, pero en tu caso, que has perdido ese peso de manera gradual, no de golpe, también se ha dado (según tú). Estoy muy confusa y no sé que hacer para evitar ese posible "problema".
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  20. No es dramático, vestido no se nota, pero está ahí. Hay más piel de que debería y tarda en irse.

    He añadido una nueva entrada, pues creo que he encontrado la solución para afrontar y superar este lamentable efecto secundario.

    ResponderEliminar

Escribe aquí algo ocurrente y sin faltas de ortografía.

Con la tecnología de Blogger.