> Si tu me dices ven - El gordo cabrón

Si tu me dices ven



Ando como Los Panchos: perdido, sin rumbo y en lodo. Esta semana ha sido el cumple de mi hija y hemos montado una fiesta en la que la he liado parda haciendo uso y abuso de cacahuetes con miel, lacasitos, ganchitos, patatas onduladas, crusanitos de chocolate, pasteles, churros, chupa-chups, olivas, fuet, aperitivos japoneses -menudo invento raro, éste, por cierto-, almendras, avellanas, cacaolat, cerveza... Pero no pienso dejarlo todo por mucho que una pizza calzone me susurre "ven" al oido. Voy a intentar ponerme la pilas para volver a la senda de la rectitud de la que nunca debí alejarme.

Como a mí me gustan los retos, el masoquismo y la autolesión psicológica, he pensado que la mejor manera de hacerlo es a la brava, añadiendo imposibles. Esta semana entrante voy a conseguir (hazlo o no lo hagas, pero no lo intentes) varias cosas:

1. reducir mis cinco cortados diarios a dos: uno por la mañana y uno después de comer
2. reducir mis carbohidratos diarios a los niveles que se que me funcionan: un bocadillito de desayuno y nada de harina/pasta/arroz el resto del día; sólo los de frutas y verduras
3. aumentar mi consumo energético a diario: los lunes tengo partido de fútbol y para el resto de días tengo una preciosa bicicleta elíptica que hace las veces de galán de noche y que está eufórica por volver a rodar con frecuencia.

Si tengo los santos cojones de mantener estas tres tristes directrices durante una simple semana (lo ideal serían 10 días) seguro que:

1. vuelvo a los kilitos anteriores o incluso a los adecuados
2. mi coco también vuelve a su estadio positivo
3. mi salud lo agrecede

Así que se abren las votaciones sobre sí seré capaz o no. A mi favor juega que ya se ha visto que soy capaz de hacer cosas "parecidas" en mi contra juega que tengo pocas ganas, poca motivación y poco tiempo libre. Prometo ser riguroso y confesar mis fracasos diariamente si los hubiere. También prometo alardear de mis triunfos, algo que no creo que coja por sorpresa a nadie.

10 comentarios:

  1. buff, se trata de retos...

    Tienes todo mi apoyo y estaré deseando leer y sonreir con tus alardes. E incluso prometo sentir envidia si no consigo seguirte.

    Me apunto a aumentar mi consumo energético. A falta de elíptica buena es una cuerda.

    ResponderEliminar
  2. Yo tengo a mi bici estática de perchero en la entrada, tiene un monton de sitios donde poner la ropa, y en el sitio de los pies pongo el bolso!

    Muchos animos y suerte,
    YoMisma

    ResponderEliminar
  3. Dale duro, nadie duda que lo vas a conseguir. Échale dos bolitas al asunto ; )

    ResponderEliminar
  4. Venga que seguro que lo consigues, tú puedes. Si has podido bajar todo eso estos kilillos no se te van a resistir, eso sí, esperemos que no tengas más cumples ;P
    bikosss

    ResponderEliminar
  5. no dudo en lo mas minimo que lo vas a cnseguir!!!
    besos

    ResponderEliminar
  6. La verdad es que da hasta vergüenza darte animo, con lo que tu ya has conseguido,claro que conseguiras este mini reto.

    besotes

    ResponderEliminar
  7. Gracias a todos por vuestra confianza, pero recordad que antes de pesar 71 kg pesaba 106 y antes de eso pesaba 60. Así que soy capaz de perder 35 kilos pero también de ganar 45. Yo no lo tengo tan claro.

    ResponderEliminar
  8. tengo un amigo que sólo reacciona al
    "No hay coj.... para hacer ...." lo que sea subir un monte, andar 30 kilometros, comer cualquier barbaridad etc etc.
    Yo también lo hacía, pero cuando me he ido poniendo retos superados unos y otros no, necesito motivaciones cada vez mayores para objetivos cada vez mas nimios.
    para mí es muy dificil, y me permito avisarte, plantearme otra vez un mismo reto conseguido en otra ocasión, volver a sufrir lo que sólo se aguanta por ser desconocido.
    hay experiencias que creo que no podría volver a superar y evitaría por ya conocer el esfuerzo y sufrimiento que me costó alcanzar, tales como dejar de fumar (2,5 cajetillas día)lo mantengo, sutura quirúrgica en vivo (si aguja e hilo) 10 puntos (preciosa costura en mi pierna), extracción de muela sin anestesia (carezco de la pieza) y conseguir bajar 15 kilos cuando tenía 28 años desde entonces he subido considerablemente sin conseguir reducir el peso pese a diversos intentos.
    cuidado con necesitar nuevos esfuerzos para llegar a lo mismo.
    una vez conseguido mantener, ya sabemos que es de por vida pero esto es así.

    ResponderEliminar

Escribe aquí algo ocurrente y sin faltas de ortografía.

Con la tecnología de Blogger.