Cariño, me voy a correr ya

Eso es lo que le digo a mi mujer la mayoría de las noche más o menos a las 22:00. No es porque mi hija se haya dormido y aprovechemos para hacer la caidita de Roma -eso no es asunto vuestro- sino porque realmente es la hora a la que suelo salir a correr un poco por las calles barcelonesas.

Después de tan barato y obvio juego de palabras, profundizo un poco. Nunca en mi vida he corrido por ocio. De hecho siempre he odiado correr y caminar. No así el deporte: siempre he hecho bastante deporte: fútbol, judo, piscina, bicicleta... pero siempre me ha parecido muy aburrido y molesto correr. Pero con el tiempo es difícil encontrar gente para jugar a fútbol, es caro apuntarse al gimnasio para ir a la piscina, los pisos son pequeños para guardar una bicicleta y uno se cansa de que lo estampen en un tatami...

Siempre he sido de los que disfrutan con -casi- todo, porque siempre que veo a alguien emocionado con algún tema pienso que ese tema tiene que tener potencial de emocionar y que me gustaría encontrarlo.

Correr está muy de moda y empiezo a entender por qué.

1. Correr es muy barato: puedes empezar con las zapatillas más cutres que tengas por casa y un chándal trapero y ya, si te flipas, lo mejorarás

2. Correr no requiere de mucho tiempo: una hora corriendo sin parar es un logro fuera de mi alcance, así que con echarle media horita estaría más que satisfecho. Además, si no tienes más tiempo ¡siempre puedes correr más deprisa!

3. No hay que quedar con nadie para correr ni dependes de nadie.

4. No hay que preparar la mochila, no hay que desplazarse hasta las instalaciones... si te apetece puedes correr desde la puerta de casa hasta donde te de la gana.

5. La variedad la eliges tú: puedes correr poca distancia a mucha intensidad; puedes correr mucha distancia manteniendo; puedes intentar mejorar tus tiempos o añadir distancia o tiempo; puedes variar recorridos; ponértelo más fácil de bajada o complicarte con subidas...

6. Puedes competir. Casi cada semana hay pruebas populares en las que puedes participar y ponerte a prueba y hacerlo más emocionante. Si bien es cierto que la mayoría son de 10 km lo que no está al alcance de alguien que no haya corrido en su vida, hay otras menores, como la milla (1,609 km) que cualquier puede correr del tirón aunque sea lentorro.

7. Puedes fliparte. Hay millones de chorradas que puedes comprarte para añadirle emoción al asunto. Por ejemplo, yo tengo un móvil Samsung Adidas miCoach que te cuenta los pasos y la distancia, así como la frecuencia cardiaca y te lo guarda en una web chula que te da consejos y te permite saber cómo evolucionas. Hay zapatillas especiales para según cómo sea tu pisada y desde poco euros a demasiados; ropa especial, mp3, relojes y pulseras...

8. Y sobretodo, es funcional. Quiero decir, que si eres capaz de correr 10km seguiditos, aunque sea a velocidad muy lenta, estarás en forma y podrás moverte por la ciudad en la vida diaria como una pescadilla en el lago, tu vida será más cómoda, tu ropa te sentará mejor al quitar lorza, etc, etc.

14 comentarios:

  1. No te lo compro. Puede que de aquí a 10 kilos ó 15 kilos menos haya cambiado de opinión pero hasta entonces sólo me queda decir aquello de «correr es de cobardes». Un tópico manido hasta la saciedad pero que no por ello deja de ser verdad.

    ResponderEliminar
  2. A mí me pasa lo mismo. Nunca me ha gustado correr, ya en la escuela (de niña), cuando teníamos que dar la vuelta al patio 3 veces en la hora de gimnasia, iba la última e intentaba atajar por en medio de los árboles cuando la profe no me veía. Es cierto que 30 min no matan a nadie y que si quieres, encuentras un ratito para correr; pero nunca sé cuándo.jajaja Pero bueno, tengo que quitarme 10 kilos de encima, que estoy redonda y no me gusto nada. No sé qué ponerme y todo ese rollo.
    He empezado andando por las mañanas para ir al trabajo, son unos 10 min a paso rápido desde que bajo del autobús y no me siento ni en el autobús ni en el metro. Estoy progresando, creo. Anyway, un día de estos empiezo...:-)

    ResponderEliminar
  3. A mí sí me has convencido, lo único que el exceso de peso no me permiote correr sin riesgo para mi salud. Cuando haya rebajado lo suficiente correré. Y creo que yo sí lo voy a disfrutar.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  4. Si eres el primero si eres, un cobarde, los demás somos los que perseguimos :P
    Correr por correr me resulta aburrido. Pero cuando tienes un objetivo, terminar una carrera, realizar tal marca es muy motivante. Si lo haces en compañía puede ser muy divertido y engancha. Si no, ¿por que somos tantos corredores?
    Hay muy buen ambiente en las carreras populares.
    Además correr segrega endorfinas, que te hacen estar en estado de euforia y feliz.
    Para encontrarte bien corriendo hay que estar en forma, luego se disfruta mucho.
    Yo iré poco a poco para ir pillando la forma

    ResponderEliminar
  5. Te envidio, soy incapaz de correr ni para coger el autobús ajajajaj, es algo que nunca me ha gustado. Eso sí, mis dos caminatas al día con la perra no me las quita nadie.

    ResponderEliminar
  6. Estoy de acuerdo que, obeso, es mejor no correr. Yo no empecé a moverme deportivamente hasta que abandoné la obesidad por el sobrepeso. Si alguno está demasiado gordo, lo mejor es caminar mucho rato, que correr os puede cascar las rodillas, los tobillos, y sobretodo la moral.

    ResponderEliminar
  7. Pues la foto que has puesto compañero da mas a entender lo primero que lo segundo (ains los calenturientos que somos los hombres jejeje).
    Por cierto que correr es sanisimo...yo no me canso nunca..de ver a la gente corriendo :P
    Por cierto que a las 10 de la noche yo soy mas partidario del "sofing" que del "runnning".
    Saludos

    ResponderEliminar
  8. ¿Se cansa uno de que lo estampen en un tatami?
    No me lo puedo "de creé".

    Me he sentido muy identificada contigo, porque me han gustado todo tipo de deportes menos correr. Aunque encontraba igual de aburrido nadar, y ahora voy a menudo. Tal vez correr me acabe gustando también.

    Tengo pendiente comprarme el libro de Arcadi Alibés "Córrer per ser feliç", me parece que me convencerá.

    Si no fuera por mi lesión de menisco y tal, creo que tú ya me habrías convencido.

    Bueno, a ver a qué hora te vas a correr hoy
    :-p

    ResponderEliminar
  9. Hola Vix:
    Siempre he detestado correr... jamás he podido convencerme, sin embargo, tu post ha sido capaz de "sembrar cierta duda"... ¿será la premonición de un comienzo?...
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  10. Jajaja que bueno el título ;D pues yo correr lo odio con todo mi alma perooooooo por el pecho, me es incomoda esa sensación de tener dos balones botando ;D.
    Mucho ánimo para la carrera

    ResponderEliminar
  11. Tienes razón, el chiste era fácil, pero yo ha sido leer el título y ver la foto y ya estaba doblada de la risa...
    Ánimo el domingo,

    ResponderEliminar
  12. Buenos dias,

    Soy Sara Navales, responsable de la página http://www.zapatos.org/ y estaría interesada en
    realizar un intercambio de enlaces con ustedes en su página.
    Email de contacto:
    zapatos_org@yahoo.com

    ResponderEliminar
  13. sois todos ijos de perra

    ResponderEliminar
  14. zorronesssssssssssssssssss!!!!!!!!!!!!!!!!!!!

    ResponderEliminar

Escribe aquí algo ocurrente y sin faltas de ortografía.

Con la tecnología de Blogger.