> En fin de año, cochinillo - El gordo cabrón

En fin de año, cochinillo



En casa de mis padres, es tradición cenar cochinillo por fin de año. Es la mejor manera de liquidar el año pues, por mal que haya ido, siempre te queda buen sabor de boca. Pero la estampa del cochinillo antes de cocinarlo, desnudito en su bandeja con su carita de buena gente, es algo que se graba en la retina sin siquiera darse uno cuenta.

Son esa imagenes recurrentes, de persistencia retiana, que vuelven a la mente cuando uno menos se lo espera y de la peor manera. Hoy he tenido que ir de urgencia a comprar algo de ropa -pese a las inminentes rebajas- porque algunas de mis prendas más queridas habían decidido que es mejor una separación dolorosa a tiempo. Ante la perspectiva de tener que ir a trabajar en chándal de táctel he hecho una escapada fugaz para adquirir un pantalón y un jersey sencillitos con los que salir del paso. Soy consciente de que estas navidades, con tanto manjar y tanto estrés, he cogido algunos kilitos. Unos pocos bastantes. Hasta 78,6 kg pesaba estaba mañana. Teniendo en cuenta que mi normopeso empieza en 71,3, pues 7,3 kg del ala que se dicen pronto. Como hombre precavido vale por dos, ya he escogido directamente una talla superior a la que llevaba en mi gran momento esbelto, pensando en que me quedara ahora un pelo justa pero me sirvieran un pelo holgada cuando recupere -que lo haré- mi peso ideal.

Todo iba bien hasta que me he quitado los pantalones y al girarme me he visto en el espejo y por un momento me ha parecido verme posado en una bandeja de corcho blanco, con una manzana en la boca. Ha sido ese momento revelador el que me ha hecho comprender que seré un tocino, con más o menos manteca, hasta el día de mi muerte, y que de mi depende ser un pata negra, un chorizo o un ibérico.

He vuelto cabizbajo tras mis pasos, con un pantalón y un jersey que delatan mis excesos, comiéndome medio kilo de mandarinas y sollozando por el negro panorama que me espera si quiero salir sonriente la próxima vez que visite unos almacenes.

21 comentarios:

  1. consuélate, siempre hay alguien que la ha pifiado más que tú :) yo este año cogí 12 de los 46 que había logrado perder, pero nada, todo es ponerse, y como estamos muy bien amaestrados nos metemos solitos al redil ;)
    gracias a dios que los chandals de táctel no se venden ya jajaja espero que no vuelvan un año de estos como las hombreras :P

    ResponderEliminar
  2. dios mio. Eres un preobeso. Repite conmigo. Ya no soy normal, sino un preobeso.

    ResponderEliminar
  3. Es verdad, habría que cambiar el título del blog y poner de GORDO a normopeso y más a tarde a preobeso. Y en la etiqueta de la derecha poner, "Ya no soy gordo, sino gracias a las Navidades preobeso", como Papa Noel más menos.

    ResponderEliminar
  4. Es verdad. Deberías actualizar el gráfico. Así observaríamos como tu peso, va en paralelo a la inflación.

    ResponderEliminar
  5. coño que bueno, un pregilipollas escribiendo anónimamente por triplicado ;) ánimo que para gilipollas total te sobran solo un puñado de neuronas, seguro que con para el siguiente comentario ya lo has logrado.

    ResponderEliminar
  6. Ostras, casi has vuelto a tu hito del 18 de Noviembre de 2008!!!, cuando según ZP no había crisis ni ná de ná. POr favor, recupérate y vuelve a ser normal, que el verano está a la vuelta de la esquina. Tus fans, quieren que vuelvas a los 69 y te plantees el reto sumo, la estrella de los retos, el no va más.... Conseguir el six pack. Tu mujer lo agradecerá casi con seguridad!!!.

    ResponderEliminar
  7. ¿ves? ya lo tienes. Estás hecho un prodigio, chico.

    ResponderEliminar
  8. Hola soy el anónimo. Como buen blogger, hay que estar a las duras y a las maduras. No todo van a ser loas y alabanzas a vix (bravo vix, que bien vix, tú lo harás vix...). Has cogido 10 kilos y eso no es descuidarse un poco, sino bastante. Te mereces un buen tirón de orejas, venga de un glpllas o no.

    ResponderEliminar
  9. :)

    he cogido 7,3 kg, no 10. con lo que cuesta perder casi 3 kg!

    como estoy a las duras y a las maduras no borro los comentario trolleros anónimos. responderlos es lo mínimo que puedo hacer. ¿no?

    ResponderEliminar
  10. Y a parte, porque asumes que soy un chico, y no una mujer de 40 años, por ejemplo; que se preocupa por ti. ¿no regañarias tú a tus vástagos si una evaluación suspendieran 3 asignaturas?. O esperarías que te dijeran, ya está el glpllas prodigioso de mi padre... Piénsalo, duele pero es necesario.

    ResponderEliminar
  11. asumo que eres chico porque te llamas Anónimo. Si no lo fueras serías "Anónima". Además de que no soy tan moderno como para poner en cada frase "el chico o chica que me has escrito es muy malo o mala conmigo".

    Si mi hija llega un día que suspende 3 (espero que no) no le regañaré de forma que creo que yo soy más gilipollas que ella. De todos modos yo no soy perfecto, sinó no sería preobeso.

    Por otra parte te lo agradezco (sinceramente y sin coñas) porque significa que te has leido mínimamente mi blog, que te interesa más o menos mi condición y además has despertado algo de rabia en mí que es un buen motor motivacional.

    En unos días procuraré dejar de ser preobeso. :D

    ResponderEliminar
  12. Me parece muy correcto lo que has hecho. Está bien, son 7.3 pero siguen siendo muchísimos. Convendrás conmigo, que es un momento decisivo. Un traspiés, y te pones en 85 y eso sería inadmisible. Creo que tienes que volver a tu senda de los 70 y pocos. Y hazme caso, un reto, tipo de los six packs, sería ya la leche. Pagaría dinero por ver este blog con una foto del antes (el antes modelo "oso yogui") y un después con los six packs (y no, no soy homosexual ni vicioso,,, simplemente tocapelotas).

    ResponderEliminar
  13. jajaja... ¿ves como eras un hombre?

    te puedo poner una foto del antes de antes de antes (con 18 años), que tenía un mini six pack :)

    ahora lo tengo bastante descartado, por motivos logísticos. Me acabo de cambiar de piso y de ciudad, con todo lo que implica, tengo una hija de 5 años, con todo lo que implica, una mujer embarazada a punto de parir, con todo lo que implica y muy poco cash con todo lo que implica. Además, aun estoy pasando una conjuntivitis hipermegaagresiva que casi me deja cegato, y se me han cascado las rodillas con lo que correr y moverme lo puedo hacer 1 de cada 3 días con suerte.

    Vamos, que no me planteo a corto plazo encontrar el momento de ir a gimnasio con asiduidad. Me conformo con recuperar mi figura de 71 kg y me objetivo es alcanzar lo 66, mi peso ideal. Lo demás, ya se verá.

    Pero te juro que con apuesta de por medio me dejaría los cojones por lucir six pack para el verano.

    Pues no soy picajoso ni nada...

    ResponderEliminar
  14. Y por supuesto que me he leído tu blog y más de lo que te puedes imaginar. Es más, casi me lo sé de memoria (tus venturas y desventuras con la nutricionista, tus primeros pasos, tus momentos de bajón, tus primeras navidades, tu dieta scardale, tus momentos críticos, tu primera visita al gimnasio con las viejecitas dándote estopa con la bici, tus primeras carreras.... En fin, mi punto de motivación para perder los 30kg que a mi me sobran. He necesitado de un año de preparación mental para empezar a abordar el cambio. (un año me ha costado entender que los pronokales, subitraminas, dietas de la savia, del melón, de la piña o del melocotón son glpllces varias!!!

    ResponderEliminar
  15. puedes abrir un blog que se titule "otro gordo cabrón"

    el problema que yo le veo, es que en primer lugar hace falta ese clic motivacional para tomarse en serio el perder todos los kg y luego hace falta una estabilidad tremenda durante un tiempo para manterse e interiorizar el sistema. Además de kg de paciencia.

    Sino, la cagas fácil.

    ResponderEliminar
  16. Bien, bien. Esto se pone interesante. Las reglas son las siguientes. Elige a dos féminas de entre tus fans. El 15 de Septiembre de 2011 (jueves para ser más concreto); colgarás una foto en la que se observen la zona abdominal. Las dos fans, serán las encargadas de decir cuántos abdominales se marcan de manera contundente en tu cuerpo. La apuesta es:

    4 packs: Te ingreso en la cuenta de paypal que añadirás a este blog 500€ de vellón.
    6 packs: Te ingreso en la misma cuenta de paypal 1000€ de vellón.

    Iremos viendo que más datos necesitas mios, para oficializar la apuesta.

    ResponderEliminar
  17. ¡estás loco!

    de todos modos me has dado una idea con la cuenta de paypal... :)

    ResponderEliminar
  18. Ey!!! Para una vez que por fin se me ocurre escribir aquí y me encuentro con 1 apuesta y todo!! jajaja. Bueno nada, que paso por aquí y chico para mi eres un ejemplo a seguir, porque yo llegan las navidades y e perdio 2,5 kg pero teniendo en cuenta que engordé 22 en un año pues como que tampoco es mucho mérito, no? Voy al revés del mundo, adelgazo cuando otrs engordan, jajaja!!
    Bueno pues que ánimo, si ya lo has conseguido antes ahora no va a ser menos. A ver cuando consigo perder yo tods ls que me sobran!
    Un saludo!

    ResponderEliminar
  19. La primera vez que los comentarios están más intesantes que el propio post! madre, q emocionante está esto!

    Ánimo con esos kilillos, Vix.

    Isabel

    ResponderEliminar
  20. y digo yo, si llegaste a ver en el cochinillo lo que realmente tenemos que ver todos que no es más que un animal inocente (en este caso encima UN BEBE), porque no dejas de comer cadáveres?
    te recomiendo que visites vivevegano.org y además sabrás qué es una vida de tortura y sufrimiento para acabar de la forma mas terrible solo para ser parte de la dieta de alguien.

    Qué cómo he acabado en tu blog?
    Buscando para un poster de un evento una imagen dolorosa de lo que llegamos a comer sin siquiera pararnos a pensar:un bebé de cerdo.

    ResponderEliminar
  21. Yasmina, te recomiendo que un día vayas a la selva del amazonas y le digas a la primera anaconda que veas que no te coma, que coma platanitos, vale?

    PD: lo más probable es que en el amazonas no haya anacondas, pero se entiendo, no?

    ResponderEliminar

Escribe aquí algo ocurrente y sin faltas de ortografía.

Con la tecnología de Blogger.