> Los números no engañan - El gordo cabrón

Los números no engañan


Para ponernos en antecedentes: he subido un huevo de peso. En las navidades he comido como Papanoel, llevo lesionado de un tobillo más de medio año, y no he reparado en nada absolutamente. No pasa nada, es lo que hay. Ya sé que, si no hilo fino, me engordo.

Para que queden claras las cosas los números suelen ser muy representativos.

Hace unos años, cuando decidí ponerme a dieta porque en mi análisis de sangre había uno o dos datos que estaban dentro del margen correcto, descubrí con estupor que pesaba 106kg del ala. Teniendo en cuenta que mido 169cm es para echarse a llorar.

Después de un año de esfuerzo, sacrificio y autocomplacencia, rebajé la cifra en 35 kg, hasta 71, cifra en la que se puede considerar que empieza mi peso normal.

Me lo quisé currar un poco más y bajé hasta 67,5 kg, donde me veía estupendo, pero hay que decir que me costó mucho.

Cuando bajé de peso me animé a salir a correr, porque es barato, es fácil y es cómodo. Y me apunté a carreritas de 10km. Conseguí hacerlas, sin apenas preparación previa, en 57 minutos (tres carreras en octubre, noviembre y diciembre con mismo tiempo).

Luego pasé un año relajadito. Subí unos kilos, hasta unos 76 o así, y mis tiempos en las carreras subieron hasta los 59 minutos.

Luego pasé un año desfasado, subí hasta los 80kg y mis tiempos en las carreras pasaron a ser de más de una hora. 1h7', 1h4', hasta 1h 12'.

En la cursa dels Nassos de este año ya no pude participar por una lesión en el tobillo pero estaba gordo como un ceporro, así que para año nuevo (que para mi empieza el 7 de enero) me planteé retomar mis viejas costumbres.

Como a mi me gustan los retos y la motivación planteé una apuesta a tres bandas con mis compis de carreras. El deadline será en octubre, en la carrera de Correbarri, y el premio, el que todo gordo merece: una mariscada. Uno de ellos anda siempre por debajo de 55' pero nunca ha bajado de 50', así que ese sería su reto para él. El otro está estable, pero ahora lleva un tiempo que no baja de la hora tampoco y también está pasado de peso, así que fijamos como objetivo conseguir bajar de la hora en alguna carrera desde ahora hasta octubre y perder kilos. El que pierda más kilos ganará. Para hacerlo oficial y justo nos pesamos en la misma báscula. Espanto. He subido hasta 87,5 kg.

Es decir, que he recuperado 20 kilos de mi mejor momento pero, por suerte, aun me quedan 18,5 para llegar a mi peor momento.

Vuelvo a tener problemas con la ropa, con la movilidad, etc.

Mi plan es releer mis entradas de mi año milagroso y recuperar el espíritu, añadiendo que ahora soy más sabio y más acostumbrado al deporte, así que en cuando mi tobillo mejore un poco añadiré las carreritas a mi planning.

Mi objetivo casi imposible es desembarazarme, es decir, perder 25 kg en 40 semanas. Me quedaría estupendamente en 62,5 kg, mi peso ideal con un IMC de 22. De todos modos, y aunque soy idealista, me conformo con la visión realista y aceptaría perder 20 kilos y quedarme en 67,5 kg, con lo que igualaría mi mejor peso.

Para lograrlo tengo que perder 625gr por semana, algo más del medio kilo recomendado. Si contamos que normalmente la primera semana se pierde mucho, la cifra posterior se acercará bastante, así que no lo veo imposible. El año que perdí los 35 kilos alcancé una media de 675gr por semana. Si tengo en cuenta la pérdida de peso desde que pesaba lo mismo que ahora está complicado, porque perdí 17 kg en 37 semanas, a una media de 460gr por semana. Habrá que esforzarse.

Mi plan es sencillo: raciones pequeñas, nada de fritos, nada de harinas, nada de dulces. Además, salir a correr y/o jugar a futbol al menos media hora tres veces por semana.

Ya os iré contando mis progresos (si los hay).

7 comentarios:

  1. Hola, yo estoy en las mismas quiero bajar de peso, pero no encuentro en ningún sitio la fuerza de voluntad que tenia años atras, bufff. Muchas suerte con tu reto.

    Ana.

    ResponderEliminar
  2. Pues si te fijas es un poco mi ideal: me sobran 100 gramos cada día. Yo lo veo adecuado y seguro que lo conseguirás. Siempre que no te dé por las dietas restrictivas con efecto rebote, que ya nos conocemos :)
    Un abrazo y mucho ánimo!

    ResponderEliminar
  3. Claro que si Vix, ya te conozco y cuando te pones, te pones, como yo, asi que pon en marcha tu plan, fijate que ahora estoy unos kilos por debajo tuya, te reto otra vez, a ver si eres capaz de alcanzarme, (que seguro que en dos semanas lo consigues pero bueno) dicho queda
    Un abrazo, guapo!

    ResponderEliminar
  4. Pues sí, aquí estamos. Gracias por los ánimos. Vamos a ver qué tal va. Ánimos también para vosotras! Ali, se agradece la confianza y la compañía todos estos años ya. :)

    ResponderEliminar
  5. jaja.. casi 6 años ya..empezamos el mismo año por en las mismas fechas, nos ponemos de acuerdo en subir cantidades industriales de kilos, y casi a la vez nos remuerde la conciencia para volver a bajar.. es nuestro sino. Yo espero que esta sea la ultima ya.. que una no tiene ha edad pa tonterías...

    ResponderEliminar
  6. Pues muchos ánimos, ya veo que eres experto en esto de adelgazar. Cuando empecé con lo del blog vi el tuyo, pero como no escribias le abandoné. Ahora te seguiré y promerto animarte, aunque veo que te animas tú sólo jajaja. Yo también quiero correr 10 km. Ya nos vamos contando.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  7. Hombre, iba leyendo y pensaba "a ver áaaande ha llegado este hombre", y resulta que "solamente" has llegado a 87'5 kilos.

    Bueno, podía ser peor.

    Lo que está claro es que va a ser mejor, y si hay una apuesta de por medio, más, ja ja ja...

    Muchos hombres suelen ser del tipo "no hay cojones", o sea, que namás hace falta que les digas "no hay cojones de X" para que se les carguen las pilas antes de acabar la frase. Ejemplo: "no hay cojones de adelgazar de aquí a tal fecha", y no sé qué tiene la frase de marras que es un empujón total, ja ja ja.

    Suerte y al meollo :-D

    Y feliz año nuevo.

    ResponderEliminar

Escribe aquí algo ocurrente y sin faltas de ortografía.

Con la tecnología de Blogger.