Buff Epic Run 2014


Aunque estoy bastante fuera de onda en cuanto a peso, no me rindo y siempre confío en que llegará un día en que dejaré atrás todas la rutinas y sinsabores de los gorditos y viviré feliz como un hombre genéticamente delgado.

Mientras espero que mi profecía utópica se cumpla intento mover mi hermoso y orondo cuerpo para que no se oxide demasiado y, para que el hecho de correr sea divertido, no solo para los que me ven hacerlo sino también para mí, he decidido apuntarme, por tercer año consecutivo, al Buff Epic Run.

Yo estoy acostumbrado a correr (o pasear deprisa) en carreras de 10 km e incluso he participado en alguna de 15 km, pero siempre en asfalto, por Barcelona y alrededores; con la monotonía que eso implica.

El Buff Epic Run es, tirando de cliché, un soplo de aire fresco en lo que a carreras populares se refiere. Es lo más divertido que puedes hacer si te gusta correr pero te estresa la competición y, sobre todo (que se escribe separado, para quien lo sepa), si disfrutabas como un cochino viendo humor amarillo en tu adolescencia.

En el Buff toca correr durante 8 km por caminos y calles de la montaña de Montjuic. Ya de por sí, el escenario, con vistas a toda la ciudad, vale la pena. Si a eso le sumas correr la mayor parte del tiempo por pista de tierra y no por asfalto, la cosa mejora. Además incluye una dosis de obstáculos simpáticos pero no imposibles (camiones de paja, charcos enormes, alambradas, pneumáticos (con p que mola más), contenedores de agua) que alegran el evento. Pero, sin duda, lo mejor de todo es el ambiente. Yo soy muy "esaborío" y siempre voy de paisano pero el 90% de la gente que participa va disfrazada de las cosas más absurdas y a veces más trabajadas. Los instantes antes de la carrera se disfrutan viendo el desfile de personajes y durante la propia carrera es más gracioso si cabe ver a "los niños de San Ildefonso" caer a un charco, o a Halo de XBox salta de un camión de paja. Finalmente, la organización merece un 10 pues se lo curra mucho con animación, tambores, y con un tentempié como dios manda al cruzar la meta: butifarra y vino tinto.






La carrera la puede hacer cualquiera pues los más flipadillos salen delante y corren como pollo sin cabeza y también hay gente que la hace un rato a pie y un rato andando con la pachorra.

Si te animas a participar, ponme un comentario y a ver si nos vemos en la salida.

Aquí podéis ver un par de videos chulis:

http://vimeo.com/110780785
http://vimeo.com/82615398

Si no os habíais decidido a apuntaros ahora es tarde. Las inscripciones están agotadas. El próximo año, si me acuerdo, daré el toque antes.

3 comentarios:

  1. Tiene pinta de estar graciosa la carrera; si el proximo año estoy en un minimo de forma fisica, me apunto!!

    ResponderEliminar

Escribe aquí algo ocurrente y sin faltas de ortografía.

Con la tecnología de Blogger.