> Estoy estancado... ¿por dónde sigo? - El gordo cabrón

Estoy estancado... ¿por dónde sigo?



Si has sido buen nene (o buena nena) y has seguido a pies juntillas las indicaciones del post anterior (eliminar bollería, fritanga, rebozados y picoteo) habrás perdido una buena cantidad de kilos y habrás mejorado tu aspecto y tu salud, pero seguro que, tarde o temprano, habrás llegado a un punto en el que ya no hay mejora. Algo hay que cambiar. Pasamos a la siguiente fase. Mantenemos las normas y subimos la apuesta. Si tenemos interiorizado lo anterior y no nos supone en un gran esfuerzo es el momento de implementar nuevos puntos, para gorditos pro.

5. Eliminar embutidos. No todos, solo los que tienen manchitas blancas. El salami, el fuet, el chorizo, la mortadela... No nombro al chopped porque entiendo que nadie debería comerlo, sea gordo o no. Podemos dejar el jamón serrano, el jamón dulce, el pavo y similares. Esas motitas blancas tan chistosas son grasa, así que bye bye.

6. Comer "limpio". La nueva moda entre entre los modernos. Eliminar en la medida de lo posible los alimentos procesados y comer, siempre que se pueda, frescos. Entiendo que esto ya trasciende al gusto y la ansiedad para invadir el terreno de la logística pero, todo lo que podamos hacer, bienvenido sea. Los frankfurts que vete tú a saber qué llevan, la comida precocinada que es súper-salada, y todas esas cosas que llevan ingredientes tan divertidos como "glutamato monosódico" o "goma xantana". No estoy diciendo que nos compremos una yogurtera y volvamos a la casa de la pradera pero, lo que no cocinas tú sino una empresa, no es lo mismo. Adiós McDonald's, Kentucky y Domino's.

7. Menos sal. La sal retiene líquidos -eso lo sabe todo el mundo- y es mala malísima. Yo ahora soy hipertenso, así que ya no tomo sal. Mi vida es insípida pero más saludable. Cuando te cargas la sal, al principio todo sabe a nada pero, con el tiempo, todo empieza a saber a lo que tiene que saber.

8. Mover el culo. Si ya has perdido algunos kilos puedes empezar a darle uso a tus maltrechas articulaciones. Yo tengo artrosis severa en el tobillo y un tendón rotuliano de plástico y eso no me impide caminar (aunque mi mecánica no sea muy estética). Si normalmente estás apoltronado en una silla -como yo- durante todo el día, un poco de paseo te hará revitalizar. A algún sitio tendrás que ir...

No hay comentarios

Escribe aquí algo ocurrente y sin faltas de ortografía.

Con la tecnología de Blogger.